El Tribunal Oral Federal de Catamarca suspendió hoy los alegatos en el juicio de lesa humanidad denominado Ponce-Borda III debido a que el representante de la querella de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación se encuentra aislado por ser contacto estrecho de un caso positivo de coronavirus, informaron fuentes judiciales.

La decisión fue adoptada por los jueces Enrique Lilljedhal, Mario Eduardo Martínez y Federico Bothamley en el juicio que investiga el encubrimiento agravado de las desapariciones de Griselda Ponce y Genaro Burgos, ocurridas en 1976, durante la última dictadura cívico-militar en Catamarca.

Según se informó oficialmente el representante de la querella de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Ramiro Fresneda, se encuentra aislado por ser contacto estrecho de un caso positivo de coronavirus.

Durante la jornada de hoy, en el juicio que tiene como único imputado al exmiembro de las Fuerzas Armadas Francisco Gabriel Castañeda, estaba prevista la lectura de alegatos y que se diera a conocer la fecha del dictado de sentencia.

La audiencia de hoy quedó pospuesta para el 20 de octubre, a las 15, y, ese día, se fijará la fecha de la sentencia, confirmó a Télam Noemí Toledo, presidenta de la Casa de la Memoria de Catamarca, quien además es sobrina de Griselda Ponce y prima de Julio Genaro Burgos.

Los hechos que están siendo juzgados por el TOF ocurrieron el 15 de diciembre de 1976, cuando un grupo de personas vestidas de civil -sólo una portaba uniforme militar-, con los rostros cubiertos y portando armas, ingresaron al domicilio de la familia Ponce y se llevaron a Ponce y a Burgos, quienes continúan desaparecidos.

Click to enlarge
A fallback.

Este es el cuarto juicio por casos de lesa humanidad que se realiza en Catamarca y en esta oportunidad, Castañeda, quien al momento de los hechos estaba a cargo de la Jefatura de Compañía A del Regimiento 17, es el único imputado.

(Télam)