El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, dijo hoy que existe una "doble vara" de los magistrados de Comodoro Py que "está llegando a límites nunca vistos", al referirse a la decisión del juez Roberto Ramos, quien ayer cerró una denuncia penal contra Silvio Robles, colaborador del titular de la Corte Suprema, Horacio Rosatti.

"Genera sorpresa la doble vara de Comodoro Pro que está llegando a límites nunca vistos antes, cuando se trata de sus jefes aplican el Código a rajatabla pero no si tiene un nombre peronista", afirmó hoy Soria en declaraciones a la radio online Futurock.

De esta manera, el titular de la cartera de Justicia y Derechos Humanos se refirió a la decisión que tomó ayer el juez Ramos, quien archivó la denuncia penal en la que Robles había sido acusado de sugerir al ministro de Seguridad y Justicia porteño, Marcelo D'Alessandro, en chats que se difundieron, sobre cómo proceder en la causa iniciada por la controversia sobre la conformación del Consejo de la Magistratura.

"Desvergonzadamente hoy esos mismos que aplaudían tomar audios ilegales para reabrir la causa del memorándum, ahora toman el dictamen en minoría para cerrarla", observó el ministro.

Además, Soria apuntó contra el fiscal Carlos Stornelli al expresar que "dejó la reposera para venirse y en menos de 15 días intentar frenar como sea los audios del secretario del Presidente de la Corte y un Ministro de (Horacio Rodríguez) Larreta", y sostuvo que "están utilizando el código de la mafia".

"Tenemos que entender la disputa fundacional que está ocurriendo hoy en Argentina por el pésimo funcionamiento del Poder Judicial en nuestro país", evaluó.

Martín Soria consideró extorsivo al fallo de la Corte

Asimismo, el ministró llamó a prestar atención a "los dichos de la oposición, los títulos de los grandes medios y los fallos judiciales", dado que consideró que "tratan de encubrir y silenciar, en este caso del vínculo de la mano derecha de Rosatti con D'Alessandro".

En este sentido, recordó que "en Brasil quedó demostrado cómo metieron preso a Lula (da Silva) con los mensajes entre (el exmagistrado Sergio) Moro y los fiscales".

"En los primeros chats de Lago Escondido se puso de manifiesto quiénes son los jefes, quiénes pretenden ser los socios y quiénes son la mano de obra", recordó en referencia a la causa que investiga el viaje realizado en octubre pasado por jueces, exmiembros de inteligencia y directivos del Grupo Clarín a la estancia del magnate británico Joe Lewis en la provincia de Río Negro.

Por otra parte, Soria detalló que el 23 de enero "deberían arrancar las sesiones extraordinarias en las cuales hay 27 proyectos entre ellos algunos en materia judicial, además del Juicio Político a la Corte".

"Con estos personajes en la justicia atornillados, sus medios diciendo que el gobierno ataca a 'los pobres jueces', imagínense si el Presidente sacara un decreto, la Corte lo voltea en 24 horas", sostuvo Soria.

Y argumentó: "Lo hicieron en plena pandemia, cuando los chicos necesitaban servicio de internet, estos señores voltearon el DNU y dejaron que aumente".

(Télam)