Una comitiva del Gobierno, encabezada por el canciller Felipe Solá, partió hoy rumbo a Ecuador para asistir en la ciudad de Quito a la asunción del presidente electo Guillermo Lasso, quien recibirá en sus manos una carta del jefe de Estado, Alberto Fernández, en la que el mandatario argentino renovó sus "mejores deseos" para la gestión que se inicia.

La carta que la comitiva argentina entregará a Lasso es la que el Presidente remitió ayer al ecuatoriano y con la que se excusó de asistir a la ceremonia por las tareas vinculadas con la pandemia de coronavirus.

En la misiva, Fernández le propone a Lasso trabajar juntos y cita una frase del papa Francisco.

"Sepa que al sur de nuestra América cuenta usted con otro Presidente que ha hecho suya la máxima del Papa Francisco: nadie se salva solo", señaló Fernández en la misiva.

Solá viajó por instrucciones del Presidente para participar mañana de la ceremonia de transmisión de mando presidencial ante la Asamblea Nacional, en tanto que además mantendrá un encuentro con el canciller designado, Mauricio Montalvo.

El titular del Ministerio de Relaciones Exteriores aprovechará su estadía en Quito para tener reuniones bilaterales con los cancilleres de Bolivia, Rogelio Mayta, y de Panamá, Erika Alexandra Mouynes Brenes, como así también con el asistente especial del presidente de Estados Unidos y director principal del Consejo Nacional de Seguridad para el Hemisferio Occidental, Juan Sebastián González, señala la información oficial.

También expresará los buenos deseos de Fernández a Lasso, que el mandatario argentino plasmó en una carta de cinco párrafos que lleva su firma.

En ella, Fernández agradeció la invitación a la asunción, pero se excusó de asistir al plantear que "la situación generada por la pandemia del COVID 19" le impide estar presente.

"El pueblo ecuatoriano lo ha elegido para conducir los destinos de su país. Un gran honor y una enorme responsabilidad que estoy seguro lo encuentran por demás preparado y con la firme decisión de trabajar por el bienestar de todos sus compatriotas", añadió.

Además, Fernández hizo una propuesta de trabajo conjunto entre ambos países: "No escapa a Usted que nuestras naciones atraviesan enormes dificultades que se han acrecentado por efecto de esta pandemia. Muchas de estas dificultades que vienen de tantos años atrás son comunes a ambos países y estoy convencido de que podemos explorar modos de enfrentarlas en unidad".

"Quiero reiterarle mi más firme voluntad para que trabajemos juntos. Sepa que al sur de nuestra América cuenta usted con otro Presidente que ha hecho suya la máxima del Papa Francisco: nadie se salva solo. Renuevo mis felicitaciones y mis mejores deseos para su Gobierno", finalizó.

Solá viajó acompañado por Christian Asinelli (Subsecretario de Relaciones Financieras Internacionales para el Desarrollo en la Secretaria de Asuntos Estratégicos) y por Gustavo Dzugala (Subsecretario de Política Exterior de la Cancillería).

En materia de relaciones bilaterales, desde la Cancillería se remarcó que la Argentina agradece el firme y permanente respaldo de Ecuador a los legítimos derechos de soberanía en Malvinas. En especial, el copatrocinio al proyecto de resolución sobre la Cuestión Malvinas en el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, así como las intervenciones de apoyo brindado en ese ámbito y en la Asamblea General de la OEA.

En tanto a nivel comercial, la relación bilateral mantiene una importante diversificación, concentrándose principalmente en productos de alto valor agregado, como farmacéutica, automóviles, plásticos y sus manufacturas.

Mientras tanto, la Argentina tiene interés en continuar trabajando conjuntamente para profundizar la cooperación en producción para la defensa, así como también ampliar el intercambio comercial.

Lasso, quien asumirá mañana la Presidencia de Ecuador, usará su primera jornada como mandatario, además de para poner en funciones a su gabinete, para firmar el Código de Ética que regirá su Gobierno y para reunirse con el Consejo de Seguridad.

A los actos de asunción del exbanquero asistirán varios presidentes de la región, y habrá luego del acto oficial un almuerzo para los jefes de Estado, cancilleres y exmandatarios invitados en el Palacio de Carondelet.

La agenda sigue con una recepción para los invitados especiales en el Convento de San Francisco, y por la noche se hará la primera reunión del Consejo de Seguridad en la misma sede del Gobierno. (Télam)