El canciller, Felipe Solá, recibió hoy las copias de cartas credenciales del nuevo embajador de la República Italiana ante la Argentina, Fabrizio Lucentini, con quien repasó los temas más importantes de la amplia agenda bilateral y regional, se informó oficialmente.

Durante el encuentro, Solá y Lucentini destacaron el buen vínculo entre ambas naciones, que se remonta a 1838 cuando se establecieron las relaciones diplomáticas, marcado por las corrientes migratorias y una identidad cultural compartida, con lazos afianzados en valores comunes y en una unión de los pueblos que trascienden administraciones y gobiernos, indicó, en un comunicado, el Palacio San Martín.

Mencionaron la visita oficial del presidente Alberto Fernández a Italia en mayo de este año, y sus encuentros con el presidente, Sergio Mattarella, y el Premier Mario Draghi, momento en el que nuestro país recibió un fuerte respaldo a las negociaciones por la deuda soberana, así como la reunión de trabajo del canciller Felipe Solá con su par, el ministro de Asuntos Exteriores italiano, Luigi Di Maio, en la misma ocasión.

En la reunión, los funcionarios acordaron también impulsar acciones para aumentar el comercio bilateral, que presenta oportunidades para ser equilibrado y diversificado, según indicó el comunicado de la Cancillería.

Acompañado por su jefe de Gabinete, Guillermo Justo Chaves, el canciller aprovechó la ocasión para felicitar a Italia por la organización del G20.

Además, agradeció al embajador Lucentini el apoyo que la República Italiana brinda a la búsqueda de una solución negociada y pacífica respecto de la Cuestión de las Islas Malvinas. Asimismo, la Argentina valora que el acuerdo entre el Reino Unido y la Unión Europea, no incluya a las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur en su ámbito de aplicación territorial. (Télam)