El canciller Felipe Solá señaló que el Gobierno nacional “no tiene los brazos caídos en la causa Malvinas” y aseguró que Argentina “quiere que el Reino Unido no se sienta cómodo por no sentarse a dialogar” como lo establece la resolución número 2065 de Naciones Unidas que incumple el país europeo.

En una extensa entrevista en Radio Nacional, Solá abordó la problemática de Malvinas y sostuvo que el Gobierno “volverá a tener políticas claras” respecto al reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas al informar sobre un proyecto de ley que crea un Consejo especial sobre las islas.

En esa línea, el canciller aseguró: “Tenemos un espíritu malvinizador pero no somos militaristas sino que defendemos lo nacional”.

Podés ver

RESULTADOS PROMETEDORES DE UNA VACUNA CONTRA EL COVID 19 EN OXFORD

“Durante cuatro años, algunos prefirieron llevarse bien con Inglaterra y olvidarse de Malvinas”, dijo Solá en referencia a la política diplomática del gobierno anterior respecto al reclamo soberano de las islas.

Solá no dudó en señalar: “En la causa Malvinas no tenemos los brazos caídos. Que nadie se confunda. No estamos inertes. Sin perjuicio de las relaciones que tenemos con Gran Bretaña, si no se sientan a negociar, van a pasar cosas con la pesca y con los vuelos”.

“Vamos a tener una política activa para proteger nuestros recursos”, remarcó Solá, respecto a tomar medidas con las empresas que pescan o extraen petróleo en aguas argentinas, pero que ahora “está ocupado por los ingleses y le pagan un canon al gobierno británico”.

También se refirió a un nuevo proyecto de ley de pesca en territorio nacional con “fuertes multas para desalentar” que los barcos pesqueros internacionales incursionen en la zona de exclusión económica del mar argentino. (Télam)