La secretaria general del Sindicato de Docentes Privados (Sadop) de la provincia de Buenos Aires, María Inés Busso, aseguró hoy que el regreso a las aulas a partir del 1 de marzo próximo plantea "una bimodalidad", que consiste en una combinación de "presencialidad y no presencialidad".

"El protocolo para la vuelta segura a la presencialidad lo venimos trabajando desde agosto y ya fue aprobado por el Gobierno nacional. Plantea una bimodalidad, es decir una presencialidad y una no presencialidad", afirmó la dirigente sindical en declaraciones a radio Provincia.

Agregó que los docentes que integran el gremio quieren "regresar a la presencialidad" al tiempo que remarcó que "en el 2020 los docentes trabajaron de una manera impresionante y se adaptaron (a la modalidad remota) de un día para otro, trabajando muchas veces por fuera del horario que les corresponde", algo que, dijo, "tampoco está bien".

Busso señaló que el sindicato se ofreció para ser sede de vacunatorio, a través de un acuerdo que se firmó hoy, y resaltó que los integrantes de su gremio están convencidos que "la vacuna es una gran esperanza" en el contexto de pandemia, contra el coronavirus. (Télam)