La diputada y secretaria general del sindicato de los trabajadores Judiciales, Vanesa Siley, reclamó hoy que se acepte la recusación de la jueza federal María Eugenia Capuchetti que realizó la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner por la causa de la investigación del intento de magnicidio y se mostró “preocupada” por el diputado Gerardo Milman (Juntos por el Cambio) y su supuesta vinculación con el caso.

“Lo de Milman me preocupa porque es diputado de la Nación, de quien se comprobó que estuvo ahí con sus asistentes y dijo lo que el testigo denunció”, afirmó Siley en declaraciones a radio AM 750, donde remarcó que la jueza Capuchetti "no lo llamó a declarar, por lo que necesitamos que se acepte la recusación para que se investigue”.

Para Siley, la magistrada “está demorando una investigación central para la República”.

En ese contexto, la diputada planteó que “se necesita que se esclarezca” el intento de asesinato a la vicepresidenta el pasado 1 de septiembre en el ingreso de su vivienda en el barrio porteño de Recoleta y pidió que “la justicia actúe con celeridad”.

Ayer, la Vicepresidenta anunció que recusará a la jueza Capuchetti, que instruye en la causa que se sigue por el intento de asesinato que sufrió el pasado 1 de septiembre, en tanto que la querella de la exmandataria le reclamó a la Cámara Federal porteña que ordene el secuestro de los teléfonos celulares de dos asistentes del diputado Milman.

Además, los representantes legales de la Vicepresidenta insistieron en su planteo de investigar "con contundencia" la pista que surgió a raíz de sus supuestos dichos de Milman sobre el atentado pronunciados en la confitería Casablanca.

Siley recordó hoy que Milman "nunca fue llamado a declarar", por lo que "se tiene que aceptar la recusación de Capuchetti porque está demorando la investigación”.

Sobre la situación del sistema judicial, la gremialista sostuvo que “no es cierto que todo el Poder Judicial es corrupto o ejerce corrupción, pero con que haya uno es grave y en Comodoro Py hay varios”.

“Los buenos magistrados y magistradas tienen que salir a hablar. No pueden permitir que el Poder Judicial tenga estos niveles de legitimidad. No es todo lo mismo”, exhortó.

“La Corte le está haciendo un daño grande a la democracia”, consideró Siley, quien continuó: “Hay una inclinación política en este sector del Poder Judicial que es garantizarle la impunidad a (Mauricio) Macri y perseguir al kirchnerismo en cabeza de Cristina o cualquiera que se atreva a defender a los más humildes”, concluyó. (Télam)