El exministro de Educación Alberto Sileoni afirmó hoy que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, "eligió el camino de la violación de las normas" y lo acusó de "mentir" al "anunciar su estrategia judicial", ya que "nunca le interesó el fallo de la Corte, que sabía imposible de concretarse", respecto a la demanda para mantener vigente la presencialidad en las escuelas del distrito.

Según Sileoni, Rodríguez Larreta "preparó paralelamente un fallo favorable de un tribunal absolutamente inferior de la ciudad (por la Sala IV de la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la CABA) que al filo del domingo le ordenó garantizar las clases (presenciales) en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires".

"No le importó nada sumir a las familias en el más absoluto desconcierto, porque su objetivo es otro, no es la educación: su objetivo está en un posicionamiento electoral y, por supuesto, Clarín lo acompaña en la edición de hoy en la que publica una encuesta que nos asegura lo mucho que lo quiere la sociedad", evaluó el extitular de la cartera educativa a Télam Radio.

Además, Sileoni recordó que el presidente Alberto Fernández, el viernes 16 de abril, pronunció la frase "a mí la rebelión no", frase que según el exfuncionario reflejó que el jefe de Estado ya estaba evaluando la posibilidad de que el llamado a la desobediencia civil realizado por Mauricio Macri y Patricia Bullrich fuera asumido por las autoridades del Gobierno porteño.

"A mí la rebelión no, decía el presidente Alberto Fernández el viernes 16, quizás anticipando (lo que finalmente sucedió con el fallo de la Justicia local), porque había una convocatoria a la desobediencia civil que sostuvo el expresidente Macri y la inefable Laura Alonso, pero lucían como excesos de una ultraderecha que teóricamente no representaba la decisión de los que gobernaban la ciudad. Lamentablemente no fue así", analizó Sileoni.

Por último, el exfuncionario educativo del kirchnerismo aseguró que la administración de Rodríguez Larreta "no puede exhibir su preocupación por la educación", ya que en la última década, remarcó, "el presupuesto educativo de la ciudad descendió 10 puntos", tras lo cual puntualizó que "el presupuesto 2021 (de la ciudad de Buenos Aires) tiene 2000 millones de pesos menos que el del año anterior".

"La ciudad de Buenos Aires es una de las jurisdicciones que menos docentes ha vacunado, reiteradamente deja miles de alumnos sin vacantes en la ciudad, o sea que no es el aprecio por la educación lo que mueve a este gobierno, sino otros objetivos absolutamente inconfesables", completó Sileoni. (Télam)