El jefe de asesores del Ministerio de Salud bonaerense, Enio García, dijo hoy que de acuerdo a las proyecciones, si sigue la velocidad de contagios se podría "llegar a tener cerca de 50 mil casos" de coronavirus en los próximos 15 días en el distrito.

Por este motivo, el especialista remarcó que "es necesario bajar la velocidad de los contagios para poder repensar las medidas restrictivas" que rigen hasta el 30 de abril próximo.

"De acuerdo a las evaluaciones, en las últimas semanas se dispararon los casos mucho más de lo proyectado, por lo que al seguir la velocidad de contagios podíamos llegar en el lapso de 15 días a tener cerca de 50 mil casos", dijo García a radio La Red.

En este sentido, remarcó que con las medidas restrictivas que se tomaron desde el Gobierno nacional y a las que adhiere la provincia de Buenos Aires, se espera "por lo menos que se desacelere la velocidad del crecimiento" de casos.

"Estamos en un escenario muy complicado", advirtió el jefe de asesores de la cartera sanitaria bonaerense, al tiempo que indicó que con las medidas restrictivas "se observaron mayores controles" con "cumplimiento de restricciones y recomendaciones del Gobierno, lo que "ayudará a bajar la circulación" del virus.

Asimismo, remarcó que está circulando muy fuerte la variante de Manaos del virus, que puede llegar a ser "entre un 70 u 120% más contagiosa".

Sobre la posibilidad de analizar reaperturas a partir del 30 de abril, dejó claro que es necesario realizar "una evaluación correcta" y "tener la templanza para saber que si no funcionan (las medidas), será necesario seguir con la misma restricción, porque es necesario poner un freno a la velocidad de contagios".

"Si logramos bajar esa aceleración, podemos repensar las medidas, y fundamentalmente las que generan más polémica como la suspensión de clases" presenciales, dijo, aunque advirtió que "si no logramos tener ese impacto y que se frene la velocidad de contagios, siempre existe la posibilidad de hacer un parate más fuerte". (Télam)