El senador nacional y titular del PJ porteño, Mariano Recalde, cuestionó hoy la "flexibilización de medidas en las clases presenciales" en la Ciudad de Buenos Aires, mientras desde el sindicato de docentes porteños Ademys advirtieron en el mismo sentido que "hay más de 1.000 casos" de contagiados por coronavirus en escuelas del distrito.

"Es inexplicable la flexibilización de medidas en las clases presenciales. Tenemos que reforzar los cuidados", advirtió Recalde por El Destape Radio.

"La ciudad estuvo muy bien al principio coordinando con el resto del país y, en un momento, empujado por el sector más duro del macrismo, (Rodríguez) Larreta decidió diferenciarse y tener un discurso como mínimo ambivalente con respecto a la vacuna", expresó el legislador.

El también titular del PJ porteño indicó que "hace 14 años que gobiernan con esta lógica de concentración de la riqueza", y afirmó que "el que tiene una buena prepaga consigue la vacuna, el que no, tiene que ir al Luna Park y vemos lo que pasó", afirmó en alusión a la desorganización en la primera jornada de vacunación de adultos mayores en ese lugar.

"(Rodríguez) Larreta está buscando diferenciarse y en esto tenemos que tener una política en común", reclamó Recalde, quien calificó la actitud del jefe de Gobierno como "un error y un acto que conspira contra la salud de la gente".

Por su parte, el secretario adjunto del sindicato de maestros Ademys, Jorge Adaro, cuestionó la flexibilización de protocolos en las escuelas porteñas al señalar que ministra de Educación local, Soledad Acuña, "dijo que el regreso presencial fue exitoso cuando hay más de 1.000 casos" de contagios.

"Esto tiene un costado claramente perverso", completó y agregó que "plantean el no uso de barbijos en el recreo y dejar el escalonamiento del ingreso e incorporar el comedor".

"Nada de lo que plantean flexibilizar es bueno e insisten en relajar las normas cuanto tenemos 900 casos en la ciudad y vamos camino a la segunda ola", opinó. (Télam)