La Secretaría de Derechos Humanos presentó hoy ante la Corte Suprema de la Nación un recurso para solicitar que resuelva "de forma inmediata" la situación procesal del empresario Carlos Blaquier, titular del Ingenio Ledesma, y acusado por delitos de lesa humanidad cometidos en Jujuy durante la última dictadura cívico militar.

En un comunicado, el organismo oficial que encabeza Horacio Pietragalla Corti, recordó que "hace seis años" que la causa en la que es acusado Blaquier junto con Alberto Enrique Lemos, ejecutivo de ese ingenio, se encuentra en el máximo tribunal a la espera de una definición.

"Los juicios que comprenden la responsabilidad de civiles, en este caso empresarios del Ingenio Ledesma, representan una de las mayores deudas del proceso de justicia en Argentina a partir de la resistencia del Poder Judicial de avanzar con las imputaciones. El pedido de pronto despacho es el segundo que presenta la Secretaría en un año y se suma a los reclamos que las querellas de familiares y sobrevivientes del terrorismo de Estado en Jujuy han realizado en el mismo sentido", se consignó en el documento de presa.

Y en ese sentido, se exhorta a dar "una respuesta clara y concreta a las víctimas y a la sociedad, que permita avanzar con el proceso penal por delitos de lesa humanidad seguido contra Carlos Pedro Tadeo Blaquier y Alberto Enrique Lemos”.

La presentación judicial pide además que se respete “el derecho de las víctimas de obtener un pronunciamiento judicial dentro de un plazo razonable”.

"El expediente llegó al máximo tribunal en 2015. Blaquier y Lemos, dueño y gerente del Ingenio Ledesma, estaban procesados por delitos de lesa humanidad en la causa Burgos, que investiga privaciones ilegales de libertad durante Las noches de los apagones en Jujuy", subrayó en el recurso.

Ese año, la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal revocó ese procesamiento y dictó la falta de mérito para ambos imputados, pero esa decisión fue apelada por las querellas y la fiscalía, quienes llegaron en queja a la Corte Suprema.

En ese momento, la Secretaría manifestó que el fallo de Casación “significaba lisa y llanamente una denegación de Justicia y que la falta de mérito operaba como una absolución”.

En 2017, la Procuración General dictaminó que corresponde dejar sin efecto las sentencias de Casación, confirmar los procesamientos del directivo y ex administrador de la empresa Ledesma y a partir de allí afrontar un juicio oral y público.

"Desde entonces que la Corte Suprema se encuentra en condiciones de resolver la situación, pero pasaron cuatro años y medio y aún no se expidió", remarcaron desde la Secretaría de Derechos Humanos.

En el transcurso de ese tiempo, el juicio oral donde debían ser juzgados Lemos y Blaquier comenzó y lleva ya más de tres años de desarrollo, cerca de llegar a su etapa final.

“El resto de los imputados con lo que compartían el banquillo de los acusados serán sentenciados y se resolverá su situación procesal. Mientras que estos dos imputados -Lemos y Blaquier- siguen en un interregno procesal generado por la Casación, sin que se haya resuelto si deben ser sometidos a juicio oral y público”, subraya la presentación ante la Corte. (Télam)