Las audiencias públicas por la rezonificación que ocupa actualmente el complejo Costa Salguero-Punta Carrasco, en la Costanera Norte, concluirán mañana con una jornada extra que debió agregarse para que puedan exponer todos los vecinos que se anotaron, en un récord histórico de participantes que llegó a 7.053, y que permite anticipar un rechazo al proyecto del gobierno porteño al registrase más del 98 por ciento de opiniones en contra.

“El rechazo a los edificios en torre que se pretenden construir superó el 98 por ciento”, aseguró hoy a Télam el legislador porteño por el Frente de Todos, Juan Manuel Valdez, quien dijo que “la movilización en defensa del Río de la Plata es histórica y trascendió todas las generaciones”.

Apuntó que la audiencia pública, que comenzó el 27 de noviembre pasado, “está transcurriendo y mañana es un día agregado para que puedan expresarse todos lo que, teniendo un turno previo, no pudieron hacerlo, por diversas causas, porque no llegó el mail, o porque ese día no se pudieron conectar, o por lo que fuere, es como una jornada remanente para exponer”.

Recordó que “la última gran audiencia pública convocó a 400 participantes y fue cuando se trató el código Urbanístico, pero ahora es una verdadera explosión de participación, jamás se vio antes esta cantidad de personas interesadas en discutir el futuro de su ciudad”.

El legislador indicó que “entre los principales argumentos expuestos contra el proyecto oficial estuvieron el peligro que representa la edificación de torres en ese complejo para quienes las habiten, por su cercanía al aeropuerto, el déficit de espacios verdes que tiene la Ciudad de Buenos Aires y la necesidad de recuperar esos espacios para el disfrute de las futuras generaciones”.

Valdez criticó el proyecto impulsado por Horacio Rodríguez Larreta, porque, dijo, “en lugar de aprovechar el vencimiento de la concesión de Costa Salguero, que opera este año tras comenzar en 1991, para construir una plaza en una ciudad que tiene menos de un tercio de lo que recomiendan las Naciones Unidas de metro cuadrado verde por habitante, lo que está buscando es privatizar esto para el negocio inmobiliario”.

La iniciativa del Gobierno porteño apunta a construir un barrio náutico con edificios de diez pisos en la Costanera Norte, en el lugar donde funciona el complejo Costa Salguero.

Valdez opinó que darle este destino al predio “es un grave error, porque va en contra de lo que dicen los vecinos, que ya manifestaron su rechazo en más de un 98 por ciento; y contra la justicia, porque hoy la venta está inmovilizada en la Cámara en lo Contencioso Administrativo porteña, que dictó una medida cautelar ante una acción promovida por legisladores del Frente de Todos (FdT) de la Ciudad contra el proceso de venta”.

“También va en contra de lo que plantea la Administración Nacional de la Aviación Civil (Anac), que dijo que era inviable técnicamente la instalación de torres en la línea de aterrizaje de los aviones, porque estamos hablando de un aeroparque que está al lado y que está ampliándose, es un país que todavía llora los muertos de la tragedia de Lapa, lo que significa poner en riesgo la seguridad de la aviación”, expresó.

Para el legislador, la posición de los vecinos “tiene que ver con la conciencia adquirida a partir de la pandemia, donde todos nos dimos cuenta de que importa la calidad de vida, la calidad del aire importa, reducir las temperaturas, amortiguar las inundaciones, y que importa poder tener lugares de esparcimiento”.

“Todos vimos lo difícil que era salir a correr o salir a hacer alguna actividad física, vimos que los espacios verdes eran los únicos lugares que tuvimos para reunirnos con los seres queridos cuando vino el aislamiento, y no queremos seguir resignándonos a una ciudad que le da la espalda al río y que no puede disfrutarse”, subrayó Valdez.

Planteó que en lugar “hay que hacer un gran parque público, al que hay que ponerle como homenaje el nombre de Diego Maradona, porque consideramos que es la mejor manera para que haya potreros, espacios verdes, una gran cancha de fútbol pública, y piletas, en una ciudad que tiene, por ejemplo, en estos días de calor sólo 11 piletas públicas, es una ciudad que le da la espalda a la calidad de vida a sus habitantes y eso hay que cambiar”. (Télam)