La Cámara de Diputados postergó la sesión que tenía previsto convocar para esta semana y, a pesar de que se estimaba que se reuniría este miércoles o jueves para debatir algunos temas pendientes claves para el oficialismo, el plenario deberá esperar algunas semanas.

Si bien la Cámara de Diputados que preside Sergio Massa, tenía previsto avanzar en diferentes cuestiones pendientes la semana pasada, se estimaba que esta semana la Cámara baja sí sería convocada para avanzar en un conjunto de temas, mayormente consensuados con la oposición.

De todos modos, y debido a que el protocolo de funcionamiento remoto del cuerpo vence el próximo 23 de agosto, no se descarta que la Cámara entre en el receso habitual a partir de esa fecha y no sesione hasta el mes de agosto, aunque no está del todo descartada la idea de que se pueda avanzar en acuerdos para sesionar la semana próxima.

La Cámara baja realizó el jueves pasado su sesión informativa para recibir el informe del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero pero no hubo convocatoria al plenario para debatir temas que estaban en agenda y que tenían ya dictamen, como se había anticipado en un principio.

Por eso, las fuentes no descartaron en esa oportunidad que la sesión se postergara para este miércoles o jueves aunque las negociaciones por los cierres de listas, obligó a los legisladores del interior a permanecer en sus provincias para terminar de diseñar las listas de candidatos de cara a las PASO.

Con todo, y tal como ocurre habitualmente en un año electoral, el calendario de elecciones comenzó a repercutir en la actividad parlamentaria.

Entre los temas con dictamen que están en condiciones de ser tratados en el recinto, se encuentran la ley de violencia institucional, la nueva Ley Ovina; la creación de una Comisión Bicameral de Seguimiento, Control de la Licitación y Funcionamiento de la Hidrovía Paraná-Paraguay y una iniciativa para garantizar derechos de las personas en situación de calle.

Fuentes parlamentarias estimaron que tanto en el proyecto de violencia institucional como el de garantizar los derechos de las personas en situación de calle, ambos impulsados por el oficialismo, que cuentan con diferencias entre los bloques opositores, sobre todo de Juntos por el Cambio (JxC), se podrían consensuar cambios.

Estos dos últimos temas son impulsados por el oficialismo y, ante las diferencias planteadas en ambos proyectos por JxC, el Frente de Todos (FdT) se comprometió a trabajar en posibles modificaciones para lograr mayores respaldos a la hora de que lleguen al recinto a fin de lograr consensos y que se apruebe con importante mayoría.

Entre otras cuestiones, también está en condiciones de debatirse en el recinto el proyecto -que ya fue sancionado por el Senado- sobre régimen previsional diferencial para trabajadores y contratistas de viñas, así como la prórroga del Régimen de Incentivo a la Construcción Federal y Acceso a la Vivienda.

Otro de los proyectos que podría ser incorporado seguramente al temario de una eventual sesión, es la ley de etiquetado frontal de alimentos, que si bien obtuvo cuatro dictámenes, el de mayoría se impuso con 91 firmas y avala la media sanción de la Cámara alta. (Télam)