El Tribunal Oral Federal (TOF) número 2 de la Ciudad de Buenos Aires dará a conocer mañana el veredicto en el juicio de lesa humanidad que se sigue por la causa Virrey Cevallos II, un centro de detención clandestino de la Fuerza Aérea que funcionó en el barrio porteño de Monserrat durante la última dictadura cívico militar.

Este proceso oral y público tiene como único imputado al exvicecomodoro Jorge Alberto Espina, quien está acusado como autor de los crímenes de privación ilegítima de la libertad y aplicación de tormentos a diez víctimas, una de las cuales padeció "abuso deshonesto" por parte del exmilitar, según consideró el Ministerio Público fiscal en su acusación.

El fiscal general Pablo Ouviña y el auxiliar fiscal Santiago Ghiglione solicitaron el pasado 29 de octubre que se imponga la pena de 25 años de reclusión a Espina, quien al momento de los hechos se desempeñaba como jefe de inteligencia de la Fuerza Aérea.

"Se encuentra acreditado que, en el periodo en que funcionó Virrey Cevallos, Espina fue jefe de la División C del Departamento Interior [de la Jefatura II de Inteligencia de la Fuerza Aérea] y de la División A a partir de la creación del Servicio de Inteligencia de la Fuerza Aérea (SIFA)", consideró Ouviña.

"Mientras estuvieron a cargo de Espina, tanto la División C del Departamento Interior, como la División A del SIFA, tuvieron como función la de reunir información vinculada con las organizaciones identificadas como subversivas y que iba a ser utilizada para combatirlas", precisó el fiscal general.

En ese sentido, el funcionario judicial agregó que también fue probado en el debate que "las personas que operaban Virrey Cevallos pertenecían a las divisiones a cargo de Espina".

Click to enlarge
A fallback.

También se ratificó en el alegato de la Fiscalía que "el efectivo control que Espina tenía sobre sus subordinados, conducen a establecer la certeza de que su liderazgo se caracterizaba por un riguroso control de las personas a su cargo".

En el trascurso de la audiencias se enumeraron los delitos perpetrados en perjuicio de Carlos Daniel Gurbanov, Juan Crisoto Alcaraz, José Oscar Osuna, Osvaldo Antolín, Miriam Lewin, Osvaldo Gabriel Lanzillotti, Osvaldo Antonio López, Vilma Gladys Aoad y los hermanos Jorge y Alejandro Lorenzo.

Por su parte, la titular de la Defensoría del Público, Miriam Lewin, reconoció en el debate a Espina como el hombre que comandó el grupo de tareas que la secuestró y mantuvo en cautiverio durante dos meses, al declarar en este juicio de lesa humanidad.

Lewin solicitó además, a través de su abogado Pablo Llonto, que el exmilitar sea acusado por "delitos sexuales", en función de los abusos padecidos durante el tiempo que permaneció detenida de forma ilegal en ese centro clandestino.

"Fue muy impresionante ver a Espina a pesar de que lo vi por Zoom. Cuando declaré en el Juzgado de (Daniel) Rafecas no lo conocí porque me mostraron una foto de uniforme. Pero esta vez no tuve dudas. Lo recuerdo como alguien de unos 40 años, que llevaba siempre el pelo engominado e iba bien vestido. Era el jefe del grupo de tareas que me secuestró", señaló Lewin a Télam luego de su brindar su testimonio.



(Télam)