El primer precandidato a diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires del Frente de Todos (FDT), Leandro Santoro, sostuvo hoy que ya se comenzó a "construir un paradigma alternativo al macrismo" en la ciudad de Buenos Aires y consideró como "un desafío importante" sumar más legisladores, de cara a las elecciones legislativas de este año.

"Tengo la impresión que en la Ciudad ya hace tiempo se empezó a poner foco en la necesidad de tener un Estado presente que cuide a las pymes, defienda el medio ambiente e invierta en educación y salud publica. Si ese debate se da, inexorablemente se va a construir un paradigma alternativo al macrismo y el larretismo", sostuvo hoy en diálogo con radio Nacional.

En ese sentido Santoro destacó que "cualquier cosa que implique crecer" con respecto a elecciones pasadas significa "una buena elección" porque lo importante "es quebrar la tendencia".

"Hace 18 años que Cambiemos no pierde la elección en CABA, son 14 años de gobierno. Para nosotros es un desafío importante achicar la diferencia y sumar mas diputados y legisladores", puntualizó.

Además, advirtió que no se puede suponer que "un espacio político gobierne para siempre" porque la alternancia democrática "forma parte de los principios republicanos" y recordó que aunque el FDT gane la elección, "la mayoría la va a tener Cambiemos" en la Legislatura porteña, porque la cámara se renueva de a mitades.

"En CABA están a un diputado del numero 40 que es el que te habilita, por ejemplo, a vender Costa Salguero", explicó Santoro.

En tanto, calificó como "muy sucio" que la oposición quiera "inocular miedos y generar sospechas" durante su campaña política.

"¿Cómo le podés decir a la gente que no vote el FDT porque si gana peligra la República? Si hacemos una buena elección, el que está número 5 es (Matías) Tombolini y, cuando la gente asocie el argumento de la oposición con la cara que está ofreciendo el oficialismo, se cae la discusión", argumentó.

Por otro lado, adelantó que la semana próxima es probable que se "presente un material con los 10 primeros proyectos de ley" que el FDT va a impulsar en el Congreso con una "impronta muy fuerte" en cuestiones ambientales.

"La agenda del Gobierno no es la de la reforma laboral, ni la previsional, ni la impositiva para favorecer a los grandes grupos concentrados; esa es la agenda de la derecha", advirtió.

Por otro lado, agregó que su agenda "pasa por planificar una economía en un círculo virtuoso que genere empleo y valor agregado para aumentar la capacidad exportadora de la Argentina". (Télam)