El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, destacó hoy que la Argentina "tiene una sostenida reactivación económica heterogénea, aunque aún hay sectores críticos", y remarcó que se registran "12 meses de creación de empleo industrial" y que se registró "una tasa de inversión del 14% en el primer trimestre" de 2021, al disertar en un encuentro organizado por el Consejo de las Américas.

Al exponer de forma virtual, Cafiero insistió en que "Argentina empieza a transitar un sendero de reactivación económica".

"En Argentina las instituciones están funcionando bien y las diferencias se dirimen en las urnas y eso se es importante. Tenemos que ser parte de la generación que tuvo la inteligencia y el coraje de poder sentarse en una mesa con los que piensan distintos y diseñar la Argentina que se viene", planteó el jefe de Gabinete.

El funcionario se pronunció así en el ciclo "Argentina: perspectivas económicas y políticas", del que participan también integrantes del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio, entre otros dirigentes y personalidades del mundo empresarial y político.

"Argentina lleva 12 meses consecutivos de creación de empleo industrial y tiene una tasa de inversión que en el primer trimestre de 2021 llegó al 14%. El país tiene hoy una sostenida reactivación económica, que es heterogénea, y damos cuenta de que todavía todas las actividades no están funcionando del mismo modo. Sin embargo, el Indec indica que los de los 16 sectores que releva, 13 ya están con recuperación sostenida de la actividad", describió.

En ese plano, Cafiero indicó que "estos síntomas nos van marcando que el camino es el adecuado", y que "hoy estamos recuperándonos no solo de la pandemia (de coronavirus), sino que la actividad productiva ya empieza cobrar la intensidad de los años previos".

"El nivel de utilización de capacidad instalada de la actividad manufacturera ya está por encima del 2018. Ahora hay que consolidar en el presupuesto 2022 la reactivación económica. La inversión en obra pública y la modificación de los programas de asistencia del año pasado", remarcó.

Cafiero manifestó además que la Argentina "fue uno de los países que menos trabajo registrado perdió porque tuvo políticas muy fuertes durante la pandemia" y por "traccionar políticas públicas vinculadas a la atención y al cuidado de la gente".

En este punto, ponderó como ejes centrales de la reactivación económica "el subsidio de tasas, los créditos, una política monetaria y fiscal que vayan alineándose para abandonar el modelo de especulación financiera e ir hacia un modelo de producción y empleo es lo que va a ir reduciendo la pobreza".

"Argentina empieza a transitar a transitar un camino de reactivación económica que es sostenido y esto se debe volcar con los consensos políticos necesarios. Esta reactivación tiene que ser distribuida de un modo equitativo para que se genere más empleo y más oportunidades. Para eso, necesitamos consensos políticos, que son difíciles de construir en un año electoral como este", observó.

Sin embargo, destacó que "el año pasado supimos conseguir muchos consensos y ahora hay que volver a revalidar" esos acuerdos y propuso "elementos" en ese sentido como que "hay más de 1800 obras públicas en todo el territorio nacional y traccionan la construcción privada".

Cafiero indicó que "a pesar de las diferencias de modelos y proyectos políticos" que existen entre los espacios políticos, las divergencias "siempre se han resuelto de manera democráticas" y contrastó lo que sucedió en ese sentido "en otros países de la región palpitaron momentos institucionales y sociales muy duros".

"En Argentina las instituciones están funcionando bien y las diferencias se dirimen en las urnas y eso se es importante. Tenemos que ser parte de la generación que tuvo la inteligencia y el coraje de poder sentarse en una mesa con los que piensan distintos y diseñar la Argentina que se viene", sostuvo.

En otro orden, Cafiero remarcó que la pandemia "es mundial y ha golpeado a todo el mundo y a la Argentina también".

Además, el jefe de Gabinete recordó que a la emergencia sanitaria "se le sumó una crisis de recesión económica fuerte, problemas en la balanza de pagos en 2018 y 2019.

"La pandemia exigió al Gobierno nacional tener una mirada distinta y reprogramar los programas y los planes hacia políticas de contención. Debemos fortalecer el sistema de salud público para que todos todos los argentinos tuvieron las camas, la atención. No hubo en el colapso de los hospitales por la fuerte inversión que hizo el Gobierno en esa materia", destacó.

Cafiero recordó que tras los meses iniciales de la pandemia llegaron "las reaperturas programadas de las actividades económicas y en el mientras tanto se trabajó en medidas para contener el impacto en los ingresos y contener el impacto en las empresas".

"Así desarrollamos herramientas de políticas públicas que tenían que ver con el ingreso de las familias y programas de salud alimentaria para que no faltaran alimentos en la mesa de los argentinos y trabajamos junto a las empresas contener el impacto de la pandemia", añadió.

Al respecto, puso de relieve la aplicación del programa estatal de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), que "ha sido el pago el medio salario para 3,400.000 trabajadores", y sostuvo que luego "fueron mutando a partir de que el sistema de salud estaba robustecido y que empezaban a llegar al país las vacunas" contra el coronavirus.

"Argentina dio pasos muy firmes en la vacunación y en septiembre avanzaremos en la aplicaciòn de dosis a los adolescentes. Ya hemos inoculado a jóvenes con enfermedades prevalentes y ahora vamos a hacerlo con la población de entre 12 y 17 años que no tiene enfermedades prevalentes. La vacuna no es solamente una política sanitara sino que es una política económica porque gracias a ella pudimos empezar a reanudar actividades", puntualizó