El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, anunció hoy que a partir del lunes 31 de mayo la actividad comercial e industrial tendrá una apertura parcial "para mantener el equilibrio entre la salud y el sostenimiento productivo".

A su vez, indicó que el dictado de clases será virtual y a distancia, y los docentes "podrán asistir al establecimiento para dar las clases virtuales o acompañar la entrega de materiales".

"Entendemos que no es la educación de calidad que queremos, pero es lo que podemos", remarcó.

En ese sentido, sostuvo que "en la vida hay que tomar decisiones y estas pueden ser fáciles o correctas. Elijo la correcta. Estamos hablando de poner en riesgo las vidas, el bien más preciado y el que no se puede recuperar".

"Como hombre de la producción y del trabajo deseo más que nadie que estas restricciones lleguen a su fin", enfatizó y advirtió que "esto sólo podrá ocurrir si los riesgos sanitarios bajan".

El gobernador santafesino reconoció "el gran esfuerzo" de los comerciantes, trabajadores, empresarios y cuentapropistas, y anunció la puesta en marcha de programas de asistencia económica por más de 3 mil millones de pesos, de los cuales $1.400 millones se destinarán a la asistencia directa y $1.600 en el tema impositivo.

Además, la Empresa Provincial de la Energía y Aguas continuará asistiendo con sus prestaciones y sus tarifas adecuadas.

"También estamos trabajando junto a la Nación, que está implementando el Repro II, la asistencia a los trabajadores independientes, y las ayudas que hemos autorizado para todos los clubes y para todos los sectores de la cultura en nuestra provincia", señaló Perotti.

Luego se refirió a la situación epidemiológica local sobre la que remarcó: "Estamos en una situación crítica, tenemos muy pocas camas disponibles para atender la gran demanda de personas que requieren asistencia respiratoria".

"Esta situación nos lleva a tomar medidas que no nos gustan, pero debemos hacerlas para cuidar y preservar la vida de cada santafesino y santafesina", afirmó Perotti.

El mandatario resaltó que "esta segunda ola con nuevas cepas está generando una sobredemanda del sistema de salud. Todo el personal está haciendo un gran esfuerzo, pero la creciente cantidad de infectados y las derivaciones a los centros de salud han sido incesantes".

"Por este motivo, desde los primeros días de abril venimos implementando una serie de medidas para bajar la circulación y los contagios. Estamos ante el peligro inminente de no poder dar respuestas a esa gran cantidad de pacientes que requieren atención médica urgente", añadió.

En ese sentido, reconoció su "agradecimiento profundo a las personas que hacen un esfuerzo cada día" y expresó su rechazo "a los que marchan sin barbijo; a los que agreden a periodistas o al personal policial y llevan consignas que ponen en riesgo la vida de las personas. También a los que organizan fiestas clandestinas, es indignante ver estas acciones".

Entre los anuncios realizados este mediodía, la prohibición para circular en automóviles o motocicletas seguirá vigente todos los días de la semana entre las 18 y las 6, siempre que no realicen actividades autorizadas, como ir a trabajar.

A su vez, continúa suspendida toda actividad en centros comerciales, paseos, shoppings y establecimientos afines, salvo locales que tengan ingresos y egresos exteriores independientes.

Tampoco estarán permitidas todas las reuniones sociales y familiares, ya sean en ambientes cerrados o en lugares al aire libre.

Esas medidas "entrarán en vigencia desde las 0 del próximo lunes 31 de mayo y hasta el 6 de junio inclusive", precisaron los voceros. (Télam)