El exsubinspector de la Policía Federal Mario Sandoval aseguró hoy que "nunca hubiera participado en delitos de lesa humanidad", al declarar en la segunda jornada del juicio que se le sigue por la privación ilegítima de la libertad y la imposición de tormentos al estudiante y militante de la Juventud Peronista (JP) Hernán Abriata, secuestrado por un grupo de tareas de la última dictadura en octubre de 1976 y que permanece desaparecido.

"No soy la persona que fue a la casa de Abriata. Lo voy a repetir para que quede claro porque la familia sabe en su fuero íntimo que yo no fui. En ningún momento pude haber realizado algo fuera de la ley. Nunca hubiera aceptado participar en delitos de lesa humanidad", señaló Sandoval en uno de los tramos más salientes de la declaración indagatoria que brindó ante Tribunal Oral Federal (TOF) Número 5, integrado por los magistrados Daniel Obligado, Adriana Palliotti y Fernando Canero.

En tanto, el Ministerio Público Fiscal estuvo representado por Leonardo Filippini y la auxiliar Marcela Obetko.

"Solo digo la verdad jurídica en defensa de los derechos humanos. Siempre fue clara mi postura en relación a ese tema. No quiero que me juzguen por lo que soy, sino por lo que supuestamente pude haber realizado", apuntó el imputado.

La audiencia de hoy comenzó pasadas las 10 y fue transmitida por el Centro de Información Judicial (CIJ), y Sandoval quiso leer su declaración pero el Tribunal no se lo permitió.

El acusado aseguró que tras su primera declaración fue "blanco de comentarios en medios alternativos que no permiten el debate".

"Me llamó la atención que cuando uno dice que lucha contra la dictadura, los demás no lo acepten", argumentó.

También aseguró que fue llevado a declarar al juicio "a las 4 de la mañana en un transporte que no es acorde", y afirmó que el traslado le causa "fatiga" por ser "un adulto mayor".

En su condición de ciudadano francés, Sandoval le anticipó a los magistrados que iba a pedir que el consulado francés "actúe en consecuencia" ante el trato que estaba recibiendo en este proceso oral y público, y los jueces le pidieron que "se ajustara" a los términos de su declaración.

Sandoval declaró además que participó "como observador en el conflicto colombiano" por petición del Gobierno francés, y que intervino en las negociaciones para liberar a Ingrid Betancourt".

"Encontré al comandante (Hugo) Chávez (expresidente de la República Bolivariana de Venezuela) y me dijo que conocía a la pareja Kirchner (Néstor y Cristina) y él les comentó que había un negociador francés que era yo", alegó.

"Ahí comenzó lo que se llama la prensa negativa, salió más tarde un artículo. En esas actividades participaron altos funcionarios franceses que estuvieron en ese momento y en el gobierno actual. Hasta la señora Cristina Fernández de Kirchner siguió de cerca el caso. Deseo que ella lo pueda clarificar", añadió en referencia a la Vicepresidenta.

Sandoval añadió: "Más allá de que ustedes me juzgan, lo hace también la sociedad, y para terminar voy a decir que asumo mi responsabilidad política personal pero quiero que este acto se justifique como algo revolucionario en pos de la justicia".

"Se habló mucho de un nuevo contrato social, pero yo no quiero el que propuso el comandante (Mario) Firmenich (ex líder de la organización Montoneros) si no un pacto social humanista, respetando los derechos humanos", finalizó Sandoval.

Luego, decidió que responderá a preguntas tras el testimonio de los testigos y además solicitó no permanecer en la sala mientras esos testimonios se producían, por lo que fue trasladado a una sala contigua. (Télam)