El gobernador de San Juan, Sergio Uñac, y la titular de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC), Natasha Loizou, firmaron hoy un convenio por el cual la provincia cuyana adhirió a la iniciativa de recuperar y destruir armas en su territorio.

En el acto realizado en la Casa de Gobierno, San Juan entró al Programa de Destrucción, Retiro y Entrega Voluntaria de Armas de Fuego y Municiones, "en continuidad con el desarrollo de las políticas públicas de seguridad de la provincia".

Así lo afirmó el mandatario provincial, quien destacó la creación de la Secretaría de Estado de Seguridad Pública durante su gestión "con el objetivo de brindar a la sociedad sanjuanina múltiples servicios de seguridad del Estado".

El gobernador también explicó que "se realizaron en San Juan profundas transformaciones en el sistema jurídico, al que le hacía falta modernización y la posibilidad de 'aggiornarse' a los desafíos de la Justicia, que es lo que la sociedad demandaba".

Uñac destacó el trabajo mancomunado de los tres poderes del Estado "para cumplir con estas obligaciones para con la sociedad", y consideró muy significativo el convenio firmado, ya que, sostuvo, permite "brindar mejores servicios para la sociedad sanjuanina".

En el acto se anunció que "San Juan destruirá unas 2.500 armas incautadas por la justicia". Participaron el presidente de la Corte de Justicia de la Provincia, Juan José Victoria, y el secretario de Estado de Seguridad y Orden Público, Carlos Munisaga.

Batasha Loizou explicó que el programa nacional "es un trabajo integral y con una dinámica constante" y que "al ingresar San Juan en el programa se garantiza una política adecuada con respecto a la criminalidad y a la seguridad pública".

Dijo que San Juan "es una de las primeras provincias en las que ANMaC comienza a recuperar su presencia federal luego de la pandemia, para poner en marcha la recepción de armas incautadas por comisión de delitos, sistemas judiciales y fuerzas armadas". (Télam)