El vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, negó hoy que la provincia "sea tierra arrasada" como sostuvo el gobernador electo, Axel Kicillof, y rechazó rumores de ruptura con el gobierno nacional.

"Es una frase, como mínimo, alejada de la realidad la de Kicillof cuando dice que agarra una 'tierra arrasada'", dijo el vicegobernador a radio La Red.

El titular del Senado negó que la provincia sea "tierra arrasada" y subrayó: "La cuenca del Salado es la obra más importante que va a tener la provincia de Buenos Aires, y el gobierno nacional nos abrió las puertas para financiarla".

"Como mínimo fue una frase alejada de lo que ocurre. Cualquiera que transita por la provincia de Buenos Aires desde el punto de vista infraestructura es infinitamente superior a lo que recibimos", sostuvo el dirigente radical.

Subrayó además que "la extraordinaria ventaja de la provincia de Buenos Aires es que hay hechos, lo pueden decir los vecinos que tienen agua, cloaca, SAME, asfalto".

Sobre el encuentro de hoy por la transición entre la gobernadora saliente, María Eugenia Vidal, y Kicillof, dijo que se trata de "un encuentro entre ellos" y que él se "juntará con la vicegobernadora (electa Verónica Magario) para hacer una transición ordenada".

Salvador también rechazó los rumores de haberse bajado antes de la campaña junto con Vidal: "Puedo dar fe de que hemos trabajado con toda la fuerza".

"Cambiemos no se rompe ni se dobla, se mantiene con toda la fuerza", finalizó. (Télam)