El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, inauguraron hoy la planta transformadora de energía de San Agustín, en el sur salteño, que demandó una inversión de más de $220.500.000 y que beneficiará a la producción y la agroindustria de una zona importante del Valle de Lerma provincial.

“Seguimos avanzando en la voluntad política de un Gobierno nacional que está convencido de que la única forma de salir adelante de los argentinos y las argentinas es generando empleo”, expresó De Pedro.

El funcionario nacional formuló hoy estas afirmaciones en la localidad salteña de San Agustín, hasta donde llegó para participar, junto a Sáenz, de la inauguración de la Estación Transformadora San Agustín, que se ejecutó por el Programa de Fortalecimiento de la Gestión Provincial del Ministerio del Interior, con una inversión de $220.500.000, financiados a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“Entendemos que para salir de la situación que nos dejó el gobierno pasado y la pandemia tenemos que tener un proyecto productivo a nivel federal, para generar empleo genuino en cada rincón de la Argentina”, sostuvo el ministro del Interior.

Luego, hizo referencia al “nivel de concentración que tiene la Argentina, con el 40% de la población alrededor del puerto de Buenos Aires”, mientras que el 56% del empleo formal del país se concentra en un “un cordón que va desde la Ciudad de Buenos Aires a Zárate”.

“Es todo un problema de la estructura social, económica y productiva de la Argentina y es un compromiso de nuestro Presidente (Alberto Fernández) empezar a torcer esa inercia y a generar empleo genuino, producción, industria, comercio, investigación, educación y tecnología en cada uno de los rincones de la Argentina”, indicó.

Asimismo, sostuvo que la inaugurada hoy es “una obra importantísima, porque donde hay energía hay industria, producción y empresarios invirtiendo”, y concluyó que “donde hay empleo y dignidad es donde podemos hacer una sociedad más justa y más digna”.

A su turno, Sáenz consideró que se trata de “una obra muy esperada” en el Valle de Lerma, y destacó que este tipo de acciones “generan trabajo, la posibilidad de que se establezcan industrias, lo que le da dignidad a muchísima gente”.

“Estamos trabajando en forma conjunta con el Gobierno nacional, donde hay un Presidente y todo un equipo que lo acompaña que ha entendido que al federalismo no se lo pregona. Se lo practica con hechos, y el de hoy es un hecho concreto”, afirmó.

Además, agradeció al Gobierno nacional “por esa mirada federal, hacia el norte profundo y olvidado de la Patria”, y destacó que “esto no se recupera de un día para el otro. Son más de 200 años de olvido, desinversión, de mirar hacia otro lado y de no reconocer que existían dos Argentinas”.

“Con estos hechos, el Gobierno nacional nos da la tranquilidad y la esperanza de que vamos a cambiar la historia, todos juntos, trabajando sin mezquindades ni egoísmos, pensando en la gente por sobre todas las cosas”, manifestó el mandatario salteño.

Durante el acto, De Pedro y Sáenz firmaron dos actas acuerdo para dotar de servicio eléctrico a zonas rurales de Tartagal, por una inversión aproximada de $380 millones; e interconectar en 33 Kilovatios a El Tala, La Candelaria y El Jardín, en el sur provincial, por un costo de unos $410 millones.

La estación inaugurada hoy mejora la calidad del suministro de energía eléctrica en el sudeste del Valle de Lerma, lo que impactará positivamente no solo en la calidad de servicio domiciliario, sino también en la producción local y en el desarrollo económico de la región.

La planta tiene una capacidad de 30 MVA de potencia, pudiendo distribuir energía en media tensión, y su enlace al Sistema Interconectado Nacional (SADI) será sobre la actual línea de 132 kilovoltios que vincula la Estación Transformadora Salta Este y la Central Hidráulica Cabra Corral.

Del acto participaron también el vicegobernador, Antonio Marocco; el intendente de La Merced, Javier Wayar; y la directora ejecutiva de Anses, Fernanda Raverta, entre otras autoridades. (Télam)