El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, aseguró hoy que el resultado de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) es “una enseñanza que deja el pueblo”, que “hay que saber escuchar”, y destacó que se trata de “un claro mensaje a la dirigencia política”.

“Como todas las elecciones, las PASO son una enseñanza que nos deja el pueblo a los que gobiernan, así que hay que saber escuchar”, expresó hoy el mandatario salteño y marcó la necesidad de “ponerse a trabajar en sintonía con lo que la gente siente”.

Sáenz habló hoy con la prensa salteña luego de participar de la primera jornada del Triduo de Pontificales de la Fiesta del Milagro, en honor a la Virgen, a la salida de la Catedral Basílica Mayor de Salta.

“Es un claro mensaje al oficialismo nacional, a la política en general y a la dirigencia para que, de una vez por todas, dejemos de lado los odios, los resentimientos, las mezquindades políticas y que nos pongamos a trabajar por los verdaderos problemas de la gente, como la desocupación, la inflación, la pobreza”, acotó.

En Salta, escrutado el 97,64% de los votos de las PASO, el Frente de Todos logró una ajustada victoria con 172.550 votos (30,17%) sobre el opositor Juntos por el Cambio +, que obtuvo 170.156 sufragios (el 29,75%).

Por su parte, en tercer lugar se ubica la fuerza Unidos por Salta, con 69.385 votos (el 12,13%), seguido del Frente Sí + PRS, integrado por los partidos Salta Independiente y Renovador de Salta, que cosecha 61.300 (el 10,72%) y luego por el Frente de Izquierda y de Trabajadores-Unidad, que alcanza 29.987 (el 5,06%).

El precandidato más votado hasta ahora, con 118.629 sufragios, que implica el 68,75% dentro del Frente de Todos, fue el economista Emiliano Estrada, exministro de Economía durante la gobernación de Juan Manuel Urtubey y exsubsecretario de Relaciones con las Provincias del Ministerio del Interior hasta el 13 de agosto.

Estrada se adjudicó así la interna del Frente de Todos, una alianza sellada entre los sectores kirchneristas de la provincia con el oficialismo liderado por Sáenz, ante el dirigente camionero y actual delegado en Salta del Ministerio de Trabajo de la Nación, Jorge Guaymás, quien al tope de la lista Con Todos Sinceramente, alcanzaba hoy 53.921 votos (el 31,24%).

“Evidentemente hay una clara separación de lo que es la sociedad argentina, en esta grieta de la que tanto hablamos, en esa lógica amigos enemigos que afecta a los argentinos”, consideró el mandatario salteño, quien opinó que “es importante dar un paso más allá de todo esto, ponernos a trabajar juntos, sin odios, tratando de sacar adelante el país y la provincia”.

En este sentido, Sáenz añadió que “la gente ya tiene demasiada desesperanza y está bastante descreída de la política, así que hay que empezar a mostrar lo que hacemos. La gente ya no cree en lo que decimos los políticos, sino en lo que hacemos”.

Por otro lado, comentó que la falta de autocrítica de la dirigencia política es “una soberbia muy grande”, tras lo que apuntó que “reconocer errores para mí no es debilidad, es una muestra de grandeza”.

Pidió a los salteños “votar con absoluta tranquilidad y sin presión” en noviembre próximo y felicitó a quienes ayer fueron electos candidatos”, al tiempo que expresó: “espero que los que lleguen a la Cámara de Diputados de la Nación representan a los salteños y no los intereses de los partidos políticos”.

Más de un millón de salteños estuvieron habilitados para definir ayer, en Salta, entre trece boletas de distintas fuerzas políticas los candidatos que en noviembre competirán por las tres bancas a diputados nacionales que quedarán vacantes a fin de año.

Esto debido a que concluyen los mandatos de Alcira Figueroa, del Frente de Todos; Martín Grande, del PRO; y Andrés Zottos, del bloque Justicialista.

Las PASO en Salta se desarrollaron con absoluta normalidad, con una participación del 58,85% de los votantes habilitados para emitir el sufragio. (Télam)