En el final de una semana crítica por las fuertes presiones en el mercado cambiario, el titular la Agencia Federal de Inteligencia, Agustín Rossi, culpó al ex ministro de Economía Martín Guzmán por la "brutal corrida bancaria" y afirmó que hasta su renuncia estaba "controlada".

"No recuerdo corridas que hayan llevado tanto tiempo. La última semana de Guzmán parecía que la teníamos controlada, pero la renuncia de Guzmán disparó la inestabilidad nuevamente", apuntó Rossi en declaraciones radiales.

En medio de la crisis económica que atraviesa la Argentina, el funcionario nacional disparó: "Fíjense la paradoja, porque Guzmán que durante dos años y medio dijo que uno de sus objetivos era tranquilizar y desestresar la economía, pero su renuncia le pegó a la economía un pico de estrés que no veíamos desde la derrota de Mauricio Macri en las PASO de agosto de 2019".

Además, el jefe de los espías destacó que "la economía sigue funcionando, no se ha cortado la cadena de pagos y se sigue generando empleo", pero reconoció que "la inflación genera un desgaste sobre los salarios".

En ese marco, el ex ministro de Defensa aseguró que "la cuestión social está bastante contenida" y se refirió a las declaraciones del dirigente social Juan Grabois, quien alertó sobre la posibilidad de saqueos.

"Hay que contextualizar. Lo que está sucediendo en la Argentina hace cuatro semanas es una brutal corrida cambiaria, en donde el mercado intenta colocar el tipo de cambio oficial en un nivel más alto de lo que tenemos hoy", explicó. Por último, reconoció que la suba del" dólar blue "tiene un impacto sobre la economía real", ya que "muchos lo toman como punto de referencia para fijar precios". MD NA