El ministro de Defensa, Agustín Rossi, aseguró hoy que documentación hallada en la cartera que encabeza confirman que hubo un hecho de "contrabando agravado de armas" en el envío de materiales represivos a Bolivia que el Gobierno de Mauricio Macri realizó a Bolivia en noviembre de 2019, cuando se consolidaba en ese país el golpe de Estado que derrocó a Evo Morales.

"Aportamos a la Justicia toda la documentación del vuelo Hércules C-130 y las comunicaciones que existen entre la Misión Naval de Argentina en Bolivia. Allí se confirma que las armas enviadas fueron hechas en Fabricaciones Militares para la Gendarmería Nacional. Esto confirma que hubo contrabando agravado", señaló Rossi en declaraciones al Destape Radio.

Rossi confirmó además que hubo "un pedido verbal" de su antecesor, Oscar Aguad, para que se cargara el material represivo en el Hércules C-130 y que "hay una declaración" de una autoridad castrense que así lo comprueba.

"Se pidió la custodia y se embarcaron en el mismo Hércules los 70.000 cartuchos antidisturbios y las granadas. Una parte fue a la Fuerza Aérea Boliviana y otra a la Policía Boliviana", sostuvo Rossi.

En tanto, el Gobierno nacional amplió ayer la denuncia que presentó ante el fuero Penal Económico por el supuesto contrabando agravado en el que habrían incurrido varios funcionarios de la gestión de Cambiemos por estos envíos.

Golpe en Bolivia

El eje de la presentación está puesto en la reconstrucción del camino que recorrieron las municiones argentinas encontradas en un galpón de la Policía Boliviana, y en la demostración documental que indica que se habría producido una alteración en la carga que el avión Hércules que llevó a los gendarmes en 2019, para ocultar el envío del material anti tumulto.

En este aspecto, se confirmó que “las armas enviadas fueron hechas en Fabricaciones Militares para la Gendarmería Nacional".

Rossi aseguró que han podido constatar que la nota enviada por la Fuerza Aérea boliviana, en agradecimiento por el envío del material bélico, fue recibida y firmada “por el segundo de la misión naval argentina, el capitán de Fragata (Roberto Ángel) Gestoso”.

El Ministro indicó además que "los documentos confirman que esto fue contrabando agravado" y confirmo que “que no hay otra lectura posible”.

Para finalizar, el funcionario sostuvo que tiene la certeza de que “no se pudo haber tomado una decisión así sin la participación de (expresidente, Mauricio) Macri y (Ministra de Seguridad, Patricia) Bullrich". (Télam)