Horacio Rosatti, el presidente de la Corte Suprema de Justicia a partir del 1 de octubre, es un jurista peronista con una sólida formación académica y una extensa carrera como funcionario.

Rosatti comenzó su recorrido en 1989 como fiscal en la ciudad de Santa Fe, cinco años después fue convencional constituyente y tuvo la oportunidad de integrar la Comisión de Redacción que escribió las reformas.

En 1995 fue elegido intendente de Santa Fe y su próximo destino sería de funcionario a nivel nacional con su designación, en 2003, como Procurador del Tesoro de la Nación, en la gestión de Néstor Kirchner.

En 2004 reemplazó a Gustavo Béliz como ministro de Justicia y un año después renunció al cargo por "motivos personales".

Su llegada al máximo tribunal ocurrió en 2016, con un decreto firmado por el entonces presidente Mauricio Macri, que generó una polémica que aún perdura, como así también el voto positivo, ya como miembro pleno de la Corte, al 2x1 a condenados por delitos de lesa humanidad que computaba cada día doble de los que habían estado detenidos sin sentencia.

Es autor de más de una decena de libros de derechos y es coautor de otros nueve títulos. En 2016 recibió el Konex de Platino en Derecho Constitucional. (Télam)