El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, afirmó hoy, en la apertura de la XXXIV período bicameral de sesiones ordinarias legislativas, que su gobierno invertirá 26 mil millones de pesos para "movilizar todas las estructuras económicas" que se paralizaron por la pandemia de coronavirus.

A lo largo de su discurso, que se extendió por aproximadamente dos horas, el mandatario anunció las obras y los programas diseñados, para que esa movilización tenga como primer destinatario a los “puntanas y puntanos” con la creación de “empleo de calidad”.

Entre esos anuncios, se encuentran el otorgamiento de 5000 créditos blandos por un millón de pesos para "financiar proyectos estratégicos para pequeños productores" y la exención impositiva de un 50 %, para inversores que tributen ingresos brutos en la provincia.

Rodríguez Saá anunció que impulsará un convenio con los municipios provinciales para coparticipar los fondos cobrados por San Luis luego de que el Estado Nacional cancelara una deuda de más de 25 millones de pesos que mantenía con la provincia.

El gobernador anticipó además, la creación de una empresa de telefonía en estudio con la provincia de La Pampa, para brindar el servicio a los habitantes de la periferia provincial y de una obra social prepaga con fondos del distrito.

También prometió "la construcción de 1.200 viviendas sociales durante 2021; 28 escuelas y cinco hospitales; un polo provincial de producción de alfalfa, la creación de un centro Integral para Consumos problemáticos, la producción de cannabis medicinal a cargo del Estado Provincial y la construcción de tres edificios multifueros para el interior sanluiseño".

Afirmó además que "se urbanizarán e integraran los barrios populares e insistió en su hipótesis sobre la instalación de familias de otras provincias “que llegan por la noche en camiones” y arman en los terrenos fiscales las “villas miseria” y pidió que esto “no vuelva a suceder”.

Aclaró que el plan que lleva adelante el Ministerio de Desarrollo de la Nación en todo el país, beneficiará a “1300 familias” y aclaró que quien “quiera venir a San Luis lo vamos a recibir con los brazos abiertos”, pero en condiciones de legalidad e igualdad de derechos, con las puntanas y puntanos.

“Sueño y me comprometo a trabajar buscando que este periodo de pandemia”, podamos vivirlo con “los más amplios márgenes de libertad” y con responsabilidad social, dijo y realizó un llamado a la unidad, convocando “gestos políticos” y proponiendo una economía de la vida: solidaria, medioambiental y cercana a las necesidades de la población.

El mandatario provincial ingresó al recinto legislativo pasadas las 12.30 de hoy, en un contexto de queja por parte un sector del periodismo local, quienes reprocharon no poder seguir la Asamblea Legislativa de manera presencial, en una convocatoria que reunió a 50 legisladores e invitados especiales.

La ausencia en el recinto del senador nacional opositor Claudio Poggi, respondió al mismo reclamo y se sumó a la ausencia del exgobernador Adolfo Rodríguez Saá, hermano del actual mandatario del cual se encuentra distanciado por diferencias políticas.

(Télam)