El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, insistió hoy en su idea de establecer cambios en la forma de prestación de los planes sociales, al afirmar que “en lugar de ser un puente al trabajo formal, lo desincentivan”, y dijo que es partidario de cambios en la legislación laboral.

Al hablar ante empresarios en un evento organizado por el Consejo Directivo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Rodríguez Larreta aseguró que el país debe ir hacia "un sistema de planes directo, que sean por un tiempo determinado y que, además, tengan una contraprestación, como capacitarse en un oficio para ayudar a la reinserción laboral”.

Al referirse a la necesidad de establecer cambios en las reglas laborales, el jefe de Gobierno porteño propuso generar "más incentivos para contratar".

“Tenemos que avanzar en una transformación de la legislación laboral que, resguardando los derechos de los trabajadores, genere más incentivos para contratar”, sostuvo.

Asimismo, planteó la necesidad de “darle un fuerte impulso a la producción, la industria y el comercio a través de un plan que avance en una reforma impositiva, en políticas activas para mejorar el acceso al crédito y para que se pueda proyectar a largo plazo”.

En materia económica, Larreta, uno de los presidenciables del PRO rumbo a 2023, fijó cuatro prioridades: llegar al equilibrio fiscal para dejar de emitir, pedir deuda o aumentar impuestos; bajar la inflación para poder planificar a largo plazo; estabilizar el tipo de cambio para ganar competitividad, y reducir la carga impositiva.

En este sentido, dijo que el objetivo de una mayor estabilidad económica y con avances en materia de infraestructura debiera ser “triplicar, por lo menos, nuestras exportaciones”.

“La mejor manera de traer dólares a la Argentina es exportando nuestro trabajo. Si entran los dólares de las exportaciones, vamos a poder importar los insumos que necesita la industria nacional para producir y agregar valor a la materia prima”, afirmó.

En tanto, insistió en su idea de que el próximo Gobierno necesitará de consensos al indicar que “todo esto va a ser posible sólo si logramos que este rumbo cuente con un consenso muy amplio” y argumentó que “la situación es tan grave que nadie va a poder resolverla solo”.

“El próximo Gobierno de la Argentina tiene que ser un Gobierno de coalición que desactive la grieta”, planteó. (Télam)