El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, recorrió hoy el Barrio 15 de Villa Lugano, donde funcionaba uno de los 64 búnkers de drogas tapiados por la Ciudad. “Al narco lo queremos fuera de la Argentina y a todos sus responsables, presos”, afirmó.

Rodríguez Larreta destacó el trabajo de la Policía de la Ciudad para desarticular a la banda que manejaba el puesto de venta de drogas. “Para derrotar de fondo al narco hay que ocuparse de las verdaderas causas, entender cómo funciona el circuito y pegarle donde les duele”, remarcó, acompañado por el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; y el ministro de Gobierno, Jorge Macri.

El Jefe de Gobierno aseguró que para luchar contra el narcotráfico se necesita “combatir el ingreso de droga por las fronteras, trabajar junto a las provincias para evitar que circule dentro del territorio, investigar el lavado de dinero para cortarles el negocio y derribar todos los búnkers”.

Rodríguez Larreta advirtió que “el país está viviendo una crisis fuertísima en materia de narcotráfico porque este tema no es una prioridad para el Gobierno”. Y agregó: “Dejan las fronteras desprotegidas, eliminaron la Subsecretaría de Lucha Contra el Narcotráfico y bajaron las incautaciones de drogas a nivel federal”.

Las consecuencias, explicó, se sufren en todo el país. “Droga adulterada en la provincia de Buenos Aires, amenazas y muertes todos los días en Rosario, familias en el noroeste conviviendo con el paso de droga en frente de sus caras”, enumeró.

Por último, sostuvo: “Desde Juntos por el Cambio vamos a terminar con el negocio narco. Nosotros no somos lo mismo”.

El operativo para desarticular a la banda que manejaba el búnker

La banda que manejaba el búnker narco fue desbaratada tras una investigación encomendada por la Unidad Fiscal Especializada en Investigación de Delitos Vinculados a Estupefacientes (UFEIDE), a cargo de la Dra. Cecilia Amil Martin, a la Policía de la Ciudad, bajo la conducción de su jefe, Gabriel Berard.

La labor de los investigadores reveló la existencia de una organización dedicada al narcomenudeo liderada por dos hermanos del barrio, conocidos como “Los Académicos”. La venta de drogas se desarrollaba durante todo el día, pero se intensificaba a partir de la tarde-noche, cuando los compradores por momentos hacían largas filas esperando su turno.

Con las pruebas obtenidas se realizó un allanamiento, ordenado por el Juzgado Penal Contravencional y de Faltas 22. Los investigadores secuestraron dosis de marihuana y cocaína listas para su venta. La Fiscalía dispuso una consigna, a cargo de la Unidad Barrial 15 de la Policía de la Ciudad, hasta proceder al tapiado del búnker