El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, sostuvo hoy que el expresidente Mauricio Macri asumió "con 7 puntos de PBI de déficit" y "ahí está el problema" que genera el endeudamiento, al defender la afirmación del exmandatario que generó debate en las últimas horas, cuando dijo que su ritmo de endeudamiento fue menor al actual.

En diálogo con Radio 10, el Jefe de Gobierno sostuvo que "tanto Macri como los economistas mostraron números" y "los números fueron muy claros".

"El ritmo de endeudamiento en el gobierno de Macri es igual o menor que el ritmo de endeudamiento del gobierno de Fernández, obviamente no podés comparar cuatro años con dos, pero no es muy discutible el tema", opinó.

Además rechazó los argumentos de que la diferencia la marca que el Gobierno actual se endeuda en pesos y no en dólares. "La deuda que se toma en moneda local está ajustada por SER, por inflación, no es en pesos estables, nominales" entonces "con una inflación de 50% estamos generando una bola de nieve peligrosísima", consideró.

En este sentido dijo que "la deuda es la consecuencia, pero el problema es el déficit" porque "la deuda se toma para financiar el déficit, en este gobierno y toda la vida" que hubo en el país. Para Rodríguez Larreta "es un problema histórico de la Argentina, mientras gastemos más de los que tenemos va a crecer la deuda, y eso no cierra en un país ni en tu casa".

Entonces aseguró que Macri "asume (en 2015) con 7 puntos del PBI de déficit, y ahí está el problema", mientras aceptó que "algunos opinan que debiera haber bajado ese déficit más rápido" para no llegar al endeudamiento externo.

Sin embargo negó que el eje de su campaña sea defender el endeudamiento macrista, que contrajo la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"El eje de nuestra campaña es la educación, cómo mejoramos la seguridad, cómo generar empleo, si estas preguntas las tenés bien respondidas, el resto se va acomodando", argumentó.

También fue consultado sobre las declaraciones del precandidato a diputado nacional por la Ciudad, Javier Milei (La Libertad Avanza) quien lo tildó de "zurdo de mierda", "gusano arrastrado" y "pelado asqueroso".

"Fue una agresión lisa y llana a la que yo no respondo", dijo el funcionario. Y remarcó: "Agresiones, insultos no las contesto jamás".

En otro tramo de la entrevista le preguntaron por el viraje de su delfín y cabeza de lista en suelo porteño, María Eugenia Vidal, que tomó una postura más crítica al Gobierno en esta campaña.

"Vidal coincide conmigo en que la única forma de salir adelante es terminando con la grieta, buscando el diálogo y el consenso. Ahora, eso no quita que tengamos posiciones firmes ante temas concretos", explicó. Y agregó que "como dice el dicho, lo cortés no quita lo valiente".

Finalmente consideró un hecho "gravísimo" el ataque que sufrió el diputado provincial del Frente de Todos (FdT) de Corrientes Miguel Arias -baleado el jueves en un acto de cierre de campaña- y aseguró que "ha habido un montó de voces que lo dijeron de todas las maneras posibles", aunque Juntos por el Cambio no emitió un comunicado oficial al respecto.

"En ese tema no hubo discusión. Todos repudiamos la violencia. La Justicia de la provincia esta investigando con todo el apoyo del gobernador (Gustavo) Valdés", señaló al respecto. (Télam)