Las ministras nacionales Marcela Losardo (Justicia) y Sabina Frederic (Seguridad), la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, y autoridades de la Administración de Parques Nacionales se reunieron hoy con representantes de pueblos originarios para avanzar en soluciones al conflicto por tierras existentes en esa zona patagónica.

El encuentro se realizó como parte del trabajo de la Mesa de Resolución Alternativa de Conflictos con los Pueblos Originarios, tal como se acordó en la última reunión realizada en la ciudad de Viedma, se informó oficialmente.

Las funcionarias "mantuvieron una serie de reuniones con distintos actores sociales de la zona andina de la provincia de Río Negro para avanzar en mecanismos de entendimientos locales que contribuyan a mitigar la violencia y las disputas que se desarrollan en dicha región".

En la reunión "se acordó realizar un nuevo redespliegue conjunto de seguridad en la zona", que incluye "continuar avanzando en la incorporación de mayor iluminación en la Ruta 40 que complemente la instalación ya realizada de las cámaras de 360º y la finalización del montaje de la fibra óptica que asegure la conectividad para la policía provincial y para la Gendarmería Nacional que permita el monitoreo de la zona".

En el encuentro estuvieron vecinos de Villa Mascardi "que no habían podido estar en las dos reuniones que la Mesa realizó desde Buenos Aires con una parte de la población local", especificó el Ministerio de Justicia.

Además, se explicó, "el Ministerio de Seguridad se comprometió a garantizar la circulación en la totalidad de la traza de la Ruta 40" y tal como fue planificado en los encuentros anteriores, la representación de la Administración de Parques Nacionales presentó su plan de instalación de cámaras en la zona de Villa Mascardi. El primer nodo ya se encuentra en funcionamiento.

Tanto las representantes de la Nación como de la gobernación "exhibieron el cumplimiento que se viene dando ante los reclamos y acuerdos relacionados con la seguridad, la prevención y el cuidado que fueron pedidos por parte de las y los pobladores locales".

El Gobierno indicó que "las y los vecinos manifestaron sus inquietudes sobre la situación y la resolución de los conflictos, ante lo cual la Mesa tomó nota para continuar brindando respuestas que permitan una salida pacífica al conflicto entre las diferentes partes".

Las autoridades nacionales y provinciales "repudiaron los hechos de violencia vividos en la zona durante los últimos días", añadió. (Télam)