El presidente Alberto Fernández compartió hoy un almuerzo con la cúpula de la Confederación General del Trabajo (CGT), en una reunión de dos horas y media en la que se trataron diversos temas de interés sindical, como las cuestiones relacionadas a los fondos de las obras sociales, y las partes acordaron mantener un esquema de encuentros más asiduos.

"Fue una reunión muy relajada, en la que todos pudimos hablar y encontramos a un Presidente muy receptivo. Además, quedamos en volver a encontrarnos cada 15 o 20 días, y eso para nosotros es un golazo", graficó el dirigente metalúrgico Antonio Caló en diálogo con Télam.

El dirigente de la UOM destacó especialmente el acuerdo para avanzar en un encuentro entre el secretario de Acción Social de la CGT, José Luis Lingeri, y el ministro de Salud, Ginés González García, en el que se pueda abordar la cuestión de los fondos de las Obras Sociales.

Caló dijo que en el almuerzo -solicitado por los gremios- y que se desarrolló en la residencia de Olivos, también se trataron otros temas relacionados con la situación política y social del país.

"Para nosotros es un paso adelante. Nos veníamos reuniendo cada tres meses, y ahora vamos a poder charlar más seguido, para que no pase como hoy, que fuimos con todo junto", agregó.

El Presidente estuvo acompañado por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; el secretario general de la presidencia, Julio Vitobello; y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz.

Mientras tanto, la delegación sindical estuvo integrada por Héctor Daer, Carlos Acuña, Andrés Rodríguez, Jose Lingieri, Jorge Sola, Armando Cavalieri, Gerardo Martínez y el mencionado Caló.

(Télam)