El Ministerio de Seguridad de Mendoza impuso hoy controles con puestos fijos y dinámicos en la provincia, los cuales están habilitados para aplicar multas de entre 10 mil y 50 mil pesos a quienes infrinjan la restricción de circulación o realicen eventos sociales no autorizados entre las 0.30 y las 5.30.

Así lo informó el Gobierno de Mendoza luego de una reunión que funcionarios mantuvieron en la Legislatura para coordinar y planificar los operativos en todo el territorio provincial destinados a evitar contagios de coronavirus.

Del encuentro participaron el ministro de Seguridad, Raúl Levrino; el director general de Policías, Roberto Munives; el vicegobernador Mario Abed; el comandante de Región III de Gendarmería, Gustavo Sterli, y el segundo jefe de la Agrupación Mendoza, Leandro Cueto.

Entre las medidas que dispuso el Ejecutivo, además, se estableció que, para la realización de reuniones sociales y eventos en espacios habilitados, deberá obtenerse una previa aprobación de la Subdirección de Control de Eventos y Locales de Esparcimiento, dependiente de la cartera de Seguridad.

Estas acciones buscan reducir la circulación de personas -a excepción de los considerados trabajadores esenciales- y desalentar las fiestas clandestinas.

En el caso de que una persona circule sin permiso será sancionada con multa de 10 mil pesos y para el dueño del local o del domicilio en el que se detecten reuniones no autorizadas se fijó una penalidad económica de 50 mil pesos.

El decreto también dicta que, en las actividades al aire libre, la cantidad de asistentes estará determinada a razón de una persona por cada metro cuadrado de superficie y hasta un máximo de 250 personas.

A su vez, en los eventos en espacios cerrados debidamente habilitados, deberá limitarse la ocupación al 50% del factor autorizado y con un máximo de 250 personas.

En ambos casos no podrán ubicarse más de seis personas por mesa, se deberá respetar la distancia de dos metros entre cada mesa y las normas sobre distanciamiento social, higiene y utilización de barbijo.

También se realizará la pertinente denuncia en los términos del artículo 205 del Código Penal y/o artículo 119 bis del Código Contravencional Provincial, según corresponda.

Todas estas acciones se realizan en conjunto con los municipios que, según lo dispuso el gobernador Rodolfo Suárez, tienen facultad para controlar y sancionar en sus territorios. (Télam)