La entrada a Propulsora Siderúrgica, en la ciudad de Ensenada, fue reseñalizada hoy por el Gobierno nacional y bonaerense para visibilizar la complicidad empresarial con los crímenes de lesa humanidad cometidos en la última dictadura militar.

La empresa Propulsora sufrió el asesinato de tres trabajadores antes del golpe militar de 1976 y a partir del 24 de marzo de ese año unos 23 trabajadores fueron secuestrados y posteriormente desaparecidos.

"Aquí se cometieron crímenes de lesa humanidad durante el terrorismo de Estado", se lee en un enorme cartel reinstalado hoy en la entrada de esa fábrica ensenadense del Grupo Techint.

El intendente de Ensenada, Mario Secco, publicó en su cuenta oficial de Twitter: "En Ensenada tenemos un compromiso asumido con la memoria, y trabajamos en forma mancomunada con la mesa de familiares y víctimas del terrorismo de Estado por la verdad y la justicia".

"Reseñalizamos la entrada de Propulsora Siderúrgica como sitio donde se cometieron crímenes de lesa humanidad. Trabajamos en conjunto con @pietragallahora Secretario de Derechos Humanos de Nación y @MatiasF_Moreno Subsecretario de Derechos Humanos de la Provincia para restaurar el cartel que recuerda la complicidad de las empresas con la última dictadura cívico militar", precisó el jefe comunal.

En 2015, fueron condenados los excomandantes de Operaciones Navales Antonio Vañek; del Batallón de Infantería de Marina 3 José Casimiro Fernández Carró; y de la Fuerza de Tarea 5 Jorge Alberto Errecaborde; el exdirector del Liceo Naval y también comandante Juan Carlos Herzberg y los exjefes de la Prefectura Naval, zona Río de La Plata, Carlos José Ramón Schaller y Luis Rocca.

También recibieron condenas el oficial Eduardo Antonio Meza por delitos de lesa humanidad cometidos en perjuicio de trabajadores de YPF, Propulsora Siderúrgica y Astilleros Río Santiago, secuestrados y torturados en centros clandestinos que funcionaron en dependencias de la Fuerza de Tareas 5 de la Armada. (Télam)