Los integrantes del Comité de Evaluación de Femicidios, Transfemicidios y Violencia de Género del Ministerio Público de Salta expresaron hoy su repudio por los dichos del diputado nacional por Salta del interbloque de Juntos por el Cambio, Martín Grande, quien se refirió a la fiscala de Derechos Humanos de la provincia, Verónica Simesen de Bielke, como una “atorranta”.

Así se plasmó en un comunicado del Ministerio Público de Salta, que detalla que el legislador formuló esas afirmaciones durante una entrevista realizada ayer, por los periodistas Agustín Poma y Alexis Miranda, a través de FM Noticias, de la ciudad de Salta, en el contexto de una charla en la cual le hicieron referencia a una causa que investigó Simesen de Bielke y en la que Grande fue convocado a declarar.

Entre otros conceptos, Grande indicó que la fiscala "es una absoluta ineficiente funcionaria", y aseguró que se dedica a "la caza brujas y brujos".

"Por supuesto nunca me voy a negar a declarar, pero lo que hizo esa fiscal no tiene nombre. Es una verdadera incapaz, miran para el lado que les conviene (...) Vamos viejo, haceme el favor, no me la pongas de ejemplo. Me parece a mí que es una atorranta, mirá”, manifestó el legislador dirigiéndose a uno de los periodistas que le hacían la entrevista.

Según los miembros del Comité de Evaluación de Femicidios, Transfemicidios y Violencia de Género del Ministerio Público de Salta, el diputado nacional "no solo falta a la ética y demuestra su falta de formación en Derechos Humanos, de las Mujeres y en Perspectiva de Género, sino que -a pesar de ser legislador-, desconoce la Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres en los Ámbitos en que desarrollen sus Relaciones Interpersonales (26485)".

Una particularidad de esta ley es que aborda la violencia de género de manera integral y transversal, en línea con la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer (Convención de “Belem do Pará”).

Esto implica que entiende la violencia hacia las mujeres como problemática pública estructural atravesada por lo cultural, lo económico y lo político.

Por esto, entre los objetivos de la ley se encuentra la “remoción de patrones socioculturales que promueven y sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres”.

El legislador esbozó más tarde un ofrecimiento de disculpas a través de la red social Twitter, donde publicó: “Hoy en una entrevista radial traté a la fiscal Simesen de Bielke de atorranta”.

Posteriormente, señaló que atorrante “es un americanismo que significa ‘vago’, ‘holgazán’, ‘desvergonzado' no fue la palabra más adecuada”, por lo que pidió “disculpas públicas a la fiscal”.

Pero "con solo recurrir al buscador de Google se puede confirmar que, entre las primeras acepciones del lunfardo, “atorranta”, -cuya etimología viene de atorrante-, y se define como: dicho de una mujer, que da con facilidad favores sexuales, especialmente por interés, sin ser prostituta de oficio”, afirmó el legislador en el comunicado.

El diputado nacional es además candidato a senador provincial por el departamento Capital, por el frente Juntos por el Cambio+, cuerpo que cuenta hoy con una sola senadora sobre los 23 integrantes de la Cámara alta salteña.

La fiscala recibió numerosas muestras de apoyo a través de las redes sociales, mientras que distintos sectores repudiaron las afirmaciones del legislador. (Télam)