Representantes de organismos de derechos humanos y dirigentes políticos repudiaron hoy la apertura del "Centro Cultural" Kyle Rittenhouse (CCKR), desde donde se fomenta "el negacionismo de los crímenes cometidos por la última dictadura cívico militar y se atacan las políticas de género y las diversidades en la ciudad de La Plata.

Se trata de un agrupación que montó un local en la capital bonaerense cuyos fundadores e integrantes promueven públicamente discursos de odio, intolerancia y negacionismo.

El espacio abraza la figura de Kyle Rittenhouse, un joven de Illinois, Estados Unidos, quien con un rifle semiautomático asesinó a dos personas en el marco de las protestas contra la brutalidad policial en 2020 y, además, promociona las tendencias negacionistas en torno al genocidio producido en la última dictadura cívico-militar y emplean en el local insignias neo-nazis.

Así, desde sus redes sociales, en apariciones públicas o mediante videos y textos, hacen referencia al 24 de marzo como "el Día de Lucha contra la Subversión" o afirman mediante pintadas en la ciudad que las víctimas del genocidio no fueron 30.000.

A la vez, en muchos de sus comunicados se refieren a las personas detenidas-desaparecidas como "terroristas", reflotan en sus redes la teoría de los "dos demonios", "la guerra sucia" y "la amenaza subversiva" y también se comparten materiales de reivindicación a represores militares.

Desde el espacio, además, dañaron y pintaron murales platenses por la Memoria, Verdad y Justicia con expresiones como "Muerte" sobre rostros de Madres de Plaza de Mayo o escribieron "Zurdos comunistas" sobre el mural-homenaje al histórico dirigente del Partido Comunista Revolucionario (PCR) Otto Vargas.

Al mismo tiempo, el CCKR se presenta a sí mismo en sus redes como "un espacio cultural-político de carácter anticomunista y antiideología de género"; reivindica la lucha contra lo que denominan una "coalición femimarxista".

Además, la entidad hace referencia acerca de una supuesta crisis de los "valores occidentales y cristianos", que señala a la visibilidad de minorías y al avance en políticas de derechos humanos como los culpables del declive de la civilización.

En ese marco, distintas personalidades consultas por Télam cuestionaron a la agrupación y rechazaron la propagación de sus discursos de odio.

El presidente de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) y premio nobel de la paz, Adolfo Pérez Esquivel, analizó ante esta agencia quelos dichos de los integrantes del centro cultural "son repudiables desde todo punto de vista" y afirmó que "no tienen memoria histórica".

"Es pretender desconocer lo vivido por el pueblo argentino. Es negacionismo. Yo soy un sobreviviente del horror y no se me pude tildar de guerrillero. Hubo una guerrilla, que debía ser tratada bajo las leyes vigentes y no lo que realizó la dictadura, con el secuestro y desaparición de personas y bebés. No tienen los valores en relación a lo vivido por el pueblo", consideró.

Sostuvo que "esto no afecta a la memoria y las vivencias de un pueblo que trabajo por recuperar los derechos humanos y la democracia" y añadió: "Joden, pero son minoritarios".

Pérez Esquivel analizó que "hay un rebrote de la derecha y del nazismo en Europa y acá siguen un poco esa corriente porque hay un resurgimiento de lo peor".

"Reflejo de ello son lo que expresan figuras como (la presidenta del PRO) Patricia Bullrich, que colocan bolsas negras en la Casa Rosada, o (el diputado nacional) Javier Milei, que con sus opiniones demuestran la degradación moral e intelectual".

"Por eso, es importante fortalecer y trabajar sobre la memoria, no sólo para recordar el pasado sino para iluminar el presente", concluyó.

En tanto, el subsecretario de Derechos Humanos bonaerense, Matías Moreno, aseveró que "son expresiones que surgen a partir de los discursos habilitantes que tuvieron su máximo auge durante la gestión de Gobierno de Cambiemos que desde su asunción al poder intentó desmontar toda la lucha del pueblo argentino por Memoria, Verdad y Justicia".

En ese sentido, el funcionario recordó que "intentaron correr el feriado del 24 de Marzo; pusieron en duda los 30.000 desaparecidos; quisieron reinstalar la teoría de los dos demonios y buscaron beneficiar a los genocidas condenados con el famoso 2x1".

"Mauricio Macri (expresidente) le hizo un reconocimiento en su despacho a un policía que mató a una persona desarmada por la espalda. Son estos discursos habilitantes emanados desde el poder los que permiten que surjan este tipo de expresiones, que aunque creo que son marginales, diseminan el odio. Y no es casual que ocurra, precisamente en La Plata, donde todavía gobierna la alianza que representaron Macri en la Nación y (María Eugenia) Vidal en la Provincia hasta 2019", concluyó.

Luego, Silvina Arias, de Hijos aseguró a Télam que "en La Plata, ciudad donde comenzaron a caminar las Madres, una de las ciudades con mayor número de desaparecidas y desaparecidos del país, no podemos permitir que afloren el negacionismo y los discursos y las prácticas de odio".

"Desde Hijos La Plata repudiamos cualquier expresión negacionista, y lamentamos que los medios de comunicación se hagan eco de estos posicionamientos que lejos están de sostener valores democráticos", reflexionó.

En ese tono, el concejal del Frente de Todos (FdT) Guillermo "Nano" Cara, autor de un proyecto de repudio al accionar del CCKR, dijo a esta agencia que "preocupa la utilización del nombre de un asesino para un espacio cultural, reivindicando insignias y procesos históricos que han dejado huellas irreparables para nuestro pueblo, como la última dictadura cívico-militar".

"Los integrantes de este espacio promueven y ejercen prácticas sistemáticas de hostigamiento, agresión y acoso a diversos espacios políticos de la ciudad. Esto se puede ver en sus redes sociales: se ufanan de haber vandalizado locales del peronismo", planteó.

El edil razonó que "estas manifestaciones no son hechos aislados, sino que forman parte de un clima de época en donde el negacionismo puja para ganar espacios públicos y adhesiones".

En ese contexto, Cara señaló que en las fotos del Centro Cultural se ven imágenes "del líder de Libertad Avanza, Javier Milei, quien fomenta mensajes de odio".

La edil Ana Negrete -una dirigente kirchnerista, docente y representante del feminismo local- presentó esta mañana un pedido de informes para conocer si el CCKR "presentó la documentación necesaria para su habilitación en la municipalidad".

En diálogo con Télam, la concejala manifestó "preocupación la proliferación de esos grupos negacionistas, que tienen un gran grado de violencia y que rechazan las diferencias" y evaluó que "rompen los contratos de la democracia". (Télam)