La agrupación M28 de excombatientes de Malvinas se movilizó hoy a la Legislatura porteña para exigir al interbloque oficialista Juntos por el Cambio un aumento en el subsidio que reciben por parte del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, y una mejora en la cobertura para sus viudas e hijos.

Los excombatientes presentaron un proyecto, con el apoyo de los legisladores del Frente de Todos, para modificar la Ley 1.075 de la ciudad de Buenos Aires, que da un subsidio mensual y vitalicio para los veteranos de la guerra de Malvinas, que actualmente es de 120.000 pesos.

"Esperamos un aumento de categoría, por el reconocimiento de los 40 años de la guerra, como se hizo en varias provincias. En Entre Ríos, por ejemplo, cobran más que nosotros, y CABA tiene un presupuesto 10 veces superior", dijo a Télam Alfredo Pucci, quien fue soldado del Ejército en la guerra de 1982.

Pucci agregó que con la ley actual, las viudas de los excombatientes "no cobran hasta que no presentan todos los papeles", y después no reciben un retroactivo.

"Pedimos que se les dé un período de 60 o 90 días para hacer los trámites", dijo.

Los veteranos de la ciudad de Buenos Aires reclaman además que, tras su fallecimiento, el subsidio pase a sus hijos, sin límite de edad, como sucede, por ejemplo, en las provincias de Chaco, Río Negro y Santa Fe.

Al hacer estos pedidos, argumentaron que deben enfrentar las secuelas que les dejó la guerra, las cuales afectan su salud, su expectativa de vida y también limitan sus posibilidades de conseguir trabajo.

"El año pasado, en el país, murieron casi 350 excombatientes, este año, más de 150. La expectativa de vida de los excombatientes es entre 12 y 14 años menor", dijo Pucci.

Como soldado del Ejército argentino, Alfredo Pucci cumplió 24 años en las islas, el 25 de mayo de 1982. Al regresar a Buenos Aires, el exsoldado había perdido su empleo.

"A la vuelta, si bien la sociedad nos comprendía, era muy difícil conseguir trabajo. No nos llamaban nunca. Quedamos abandonados", recordó.

Los veteranos de Malvinas debieron esperar hasta 1991 para comenzar a percibir un ingreso como excombatientes. (Télam)