La magistrada Rita Ailán, a cargo del Juzgado Contencioso Administrativo Federal Número 4, rechazó una medida cautelar presentada por la jueza de la Cámara de Casación Penal Liliana Elena Catucci para mantenerse en su cargo, a pesar del requisito constitucional que establece que debe jubilarse a los 75 años.

Según consignaron fuentes judiciales, Catucci juró ante la Corte Suprema en 1993, es decir un año antes de la reforma constitucional que estableció esa norma para limitar los mandatos de los magistrados.

En ese sentido, la magistrada citó el mismo argumento presentado en 1999 por el juez de la Corte Suprema Carlos Fayt, quien logró, en un fallo dictado por sus pares, que no se le aplicara el artículo 99 inciso 4 de la Constitución Nacional, que añadió el límite legal de los 75 años para ejercer la magistratura, salvo nuevo acuerdo por otros cinco años.

Sin embargo, Ailán rechazó la cautelar presentada por Catucci al considerar que por su edad debió haber conseguido un pedido de nuevo acuerdo del Poder Ejecutivo al Senado de la Nación por cinco años más y el efectivo nuevo nombramiento.

La jueza del Contencioso Administrativo citó el caso de "Hendler Edmundo" de la Sala III de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal que, en un planteo similar rechazó la cautelar a un magistrado que buscaba continuar en funciones más allá de los 75 años.

El rechazo de la cautelar ya fue apelado por la jueza Catucci y, ahora, deberá tratar el asunto la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal. (Télam)