El Tribunal Oral Federal (TOF) 8 rechazó hoy la recusación del fiscal Marcelo Colombo, llamado a intervenir en el juicio por las supuestas irregularidades en la firma del memorándum de entendimiento entre Argentina e Irán en el marco del caso AMIA, informaron fuentes judiciales.

Las recusaciones fueron formuladas por las querellas encabezadas por Jorge Knoblovits (DAIA) y los familiares de víctimas del atentado contra la mutual judía Luis Czyzewski y Mario Averbuch, luego de que el fiscal acompañara el planteo de los imputados de realizar una audiencia pública para tratar los planteos de nulidad formulados en el caso.

Los querellantes, a través de las presentaciones de sus abogados, habían acusado al fiscal de querer boicotear la realización del juicio oral y público.

Con esta decisión, el tribunal integrado por los jueces Gabriela López Iñiguez, José Michilini y Daniel Obligado, quedó en condiciones de fijar fecha para la audiencia que había sido solicitada, entre otros, por las defensas de la vicepresidenta Cristina Kirchner y del ministro bonaerense Andrés Larroque, ambos imputados en este caso.

"Las querellas recusantes no fundamentaron de qué manera se vio afectada la objetividad que resulta normativamente exigible al señor Representante del Ministerio Público Fiscal en estas actuaciones, y tampoco la aplicación justa de la ley, ello en defensa de los intereses generales de la sociedad", sostuvieron los jueces.

Las recusaciones sobre el fiscal aparecieron luego de que Colombo se expresara en favor de realizar una audiencia para tratar los planteos presentados por las defensas de varios de los imputados que remarcaron que pudieron haber existido irregularidades en la decisión de reabrir la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman, tomada por los jueces de la Cámara Federal de Casación Penal, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos.

Las defensas de los imputados señalaron que esas decisiones fueron tomadas en un tiempo –diciembre de 2016- en el que Hornos y Borinsky solían visitar al entonces presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada y la Quinta de Olivos, información que se conoció recién este año.

Sobre ese tema, el fiscal Colombo estuvo de acuerdo en producir prueba y debatir en una audiencia si esos hitos de la investigación podían generar nulidades en el expediente, postura que defendió ante las recusaciones presentadas en su contra al reafirmar la obligación que tienen los fiscales de garantizar el debido proceso.

Los recusantes también le achacaron a Colombo haber solicitado la declaración de Ronald Noble, exdirector general de Interpol, como testigo del juicio en el que se juzga si el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner intentó dar impunidad a los ciudadanos iraníes imputados por el atentado a la AMIA a través de la firma del memorándum.

En respuesta a eso, el fiscal explicó que la convocatoria de Noble como testigo fue coherente y, a su vez, coincidente con el criterio de sus colegas que intervinieron en la etapa de instrucción de las actuaciones, e incluso con las peticiones formuladas por la propia querella.

"Aquí, también se advierte un déficit en el planteo de los recusantes, pues el Fiscal cuestionado por las querellas, esto es, el Dr. Colombo, con su actividad dio cumplimiento con el ´principio de unidad de actuación´, que rige para los fiscales", sostuvieron los jueces. (Télam)