Efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA) realizaron un allanamiento en la localidad bonaerense de Tandil en el marco de la investigación por el atentado con un artefacto explosivo al local del Frente de Todos de Bahía Blanca el pasado 25 de mayo, informaron fuentes del caso.

En el marco del allanamiento en Tandil los investigadores procedieron a secuestrar distintos elementos como así también un panfleto intimidatorio y de similares características a los hallados en cercanías del local partidario.

El operativo fue llevado a cabo en las últimas horas por personal de la Unidad de Investigaciones Antiterroristas (DUIA) de la Policía Federal tras una orden librada por el fiscal Santiago Ulpiano Martínez y el juzgado Federal 2 de Gabriela Marrón.

Pese al hermetismo del caso, fuentes consultadas indicaron que "el operativo se llevó a cabo en una vivienda de una persona que habría exhibido el mismo 25 de mayo, pero en Tandil, un panfleto de similares características a los hallados en cercanías del local partidario bahiense".

En ese contexto indicaron que la persona, cuyos datos no fueron suministrados, "habría participado con su rostro cubierto de una manifestación anticuarentena en Tandil donde se arrojaron panfletos similares a los hallados en Bahía Blanca".

Según se indicó "tras lograr identificarlo se procedió a llevar a cabo el secuestro de distintos elementos por los que se tratará de establecer si tuvo alguna conexión con lo que pasó en el local del Frente de Todos o se trató de un hecho aislado".

La explosión ocurrió en la madrugada del 26 de mayo pasadas las 3, en el local ubicado en la intersección de las calles Donado y Beruti, en el centro de la ciudad.

En los alrededores, poco después de la detonación, fueron hallados panfletos anónimos e intimidatorios, que fueron sumados al expediente judicial.

Los peritajes realizados en el frente del local determinaron que la detonación se produjo a partir de la colocación de un artefacto explosivo casero "con el poder suficiente para producir lesiones y daños a terceros".

Se trata de un informe preliminar elaborado por integrantes de la División Explosivos de la Policía Bonaerense que determinó que "se desprende de los elementos en cuestión en su conjunto y debido al confinamiento de una cierta cantidad no precisada de un deflagrante (posiblemente pólvora)". (Télam)