Cooperativas y organizaciones sociales nucleadas en el Frente Barrial de la CTA de los Trabajadores realizaban esta mañana un "panazo nacional" contra los "monopolios molineros" ante el alza del precio de los productos derivados de la harina.

La protesta comenzó a las 10 en la estación de trenes de Retiro, donde el kilo de pan se vendía a 150 pesos, con la presencia del secretario general de la CTA y diputado del Frente de Todos (FdT) Hugo Yasky.

"Los cuatro vivos que quieren enriquecerse a costa del hambre de las familias argentinas quieren esconder la harina para exportarla 'libremente'. Por eso rechazan la conformación de un fideicomiso", denunció el Frente Barrial de la CTA a través de un comunicado.

En el documento se aseveró que, "para los sectores populares, es imprescindible desligar el precio interno de los alimentos básicos del precio internacional, y eso sólo es posible con la intervención decidida del Estado con todo el peso de la ley".

"No podemos esperar nada de la voluntad de las clases dominantes. Primero es necesario cuidar el pan de nuestra mesa y luego favorecer las exportaciones", concluyó la organización en su convocatoria. (Télam)