El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, afirmó que quienes piden su remoción "son los mismos que aparecen involucrados" en la causa en la que investiga una supuesta red de espionaje político, judicial y periodístico, en la que está procesado con prisión preventiva el falso abogado Marcelo D'Alessio.

En un descargo ante la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura, Ramos Padilla pidió el archivo de la denuncia en su contra por su desempeño en ese sumario, que también tiene imputado al fiscal Carlos Stornelli.

En otro escrito, el camarista Juan Ramos Padilla, defensor de su hijo ante el Consejo, afirmó que el proceso de remoción "se ha transformado en una disputa política encabezada por el presidente Mauricio Macri", la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), el representante del Poder Ejecutivo Nacional en el cuerpo, el ministro de Justicia, Germán Garavano, y "sus aliados políticos y judiciales".

El camarista consignó que su hijo pasa por esta situación porque "en soledad y con escasos recursos lleva adelante una investigación que los incomoda" y que, "a partir de la orden pública" de destituirlo, "comenzó una persecución que incluía también amenazas futuras y rencores pasados".

Al juez dolorense se le atribuyó "manifiesta incompetencia" para afectar a Stornelli y al también magistrado federal Claudio Bonadio, con el fin de perjudicar la causa que este último tiene a cargo, conocida como la de los "cuadernos de la corrupción", en la que, entre otros, está procesada la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

"Resulta difícil ejercer mi defensa y ofrecer prueba, más cuando en primer lugar debo cuidar la compleja investigación que continúo llevando adelante, y quienes impulsan y tramitan las actuaciones 35/2019 para sancionarme o removerme de mi cargo son los mismos que aparecen involucrados o tienen un interés en los hechos que investigo", afirmó Ramos Padilla hijo.

Sobre un supuesto error procesal, expuso que no dio intervención al Programa Nacional de Protección de Testigos e Imputados del Ministerio de Justicia porque desde esa cartera "se pudo haber colaborado con maniobras para direccionar el testimonio de algún imputado-arrepentido, a cambio de beneficios".

Destacó además que "cualquiera sea el juez al que se le presenten" esos supuestos delitos, "debe cumplir con el mandato constitucional y legal de investigar los hechos que son puestos a su conocimiento", pues si no "incumpliría obligaciones legales".

(Télam)