La ciudad santafesina de Rafaela anunció hoy nuevas medidas restrictivas con el objeto de disminuir los contagios de coronavirus y se sumó así a otras localidades de la provincia que ya anunciaron mayores límites a la circulación y a actividades sociales.

Si bien el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, dijo hoy que por ahora no se agregarán nuevas medidas a las adoptadas el 9 de abril último, facultó a los municipios y comunas a tomar decisiones que restrinjan las actividades y la circulación de personas, de acuerdo con la situación epidemiológica de cada localidad.

En este marco, el intendente de Rafaela, Luis Castellano, anunció en conferencia de prensa que el personal municipal desempeñará sus tareas bajo la modalidad de teletrabajo, mientras que se suspenderán por 15 días las actividades culturales y recreativas programadas.

Por el mismo plazo quedaron prohibidos eventos como cumpleaños, casamientos o recitales en vivo.

"Si como comunidad no entendemos que podemos ser parte y creemos que solo le puede pasar a otro, estamos en la peor de las situaciones", dijo Castellano luego de que se reportaran 101 casos de Covid-19 en las últimas 24 horas.

Además, agregó: "Parece cansador volver hablar de los cuidados. Hace más de un año que lo estamos diciendo. Esto es de vida o muerte".

Con esas medidas, la ciudad de Rafaela, cabecera del departamento de Castellanos, se sumó a las restricciones establecidas por los municipios de Sunchalez –en el mismo departamento- y de San Guillermo.

El municipio de Sunchales, una ciudad de más de 20 mil habitantes, dispuso a partir de ayer y por 14 días la suspensión de las actividades gastronómicas entre las 21 y las 6.

Solo podrán permanecer abiertos bajo la modalidad delivery o para venta de comida para llevar, señala la resolución de la Municipalidad, que también suspendió por el mismo plazo "las prácticas recreativas de cualquier deporte en lugares cerrados, con independencia del número de participantes”.

Por su parte, la Junta de Protección Civil de San Guillermo, situada en el departamento San Cristóbal, en el noroeste de la provincia, dispuso que el horario de circulación estará permitido entre las 7 y las 18 horas.

El municipio dispuso también suspender toda actividad cultural y deportiva; establecer el teletrabajo para los empleados públicos; y suspender la actividad comercial a partir de las 18. (Télam)