El arzobispo de la ciudad santafesina de Rosario, monseñor Eduardo Martín, pidió hoy a las autoridades de todos los niveles del Estado, ante la ola de violencia, que "asuman esta problemática que han dejado ir y ahora es difícil poner en cauce".

En este sentido, el titular de la arquidiócesis rosarina declaró a la emisora local Radio Dos que "la ciudad vive un tiempo de recrudecimiento de la violencia. Buscamos hacer visible la problemática con un pedido a Dios, pero también a las autoridades".

Martín advirtió que "duelen las muertes en el centro o en los barrios", ya que la situación de violencia "llena de dolor y de impotencia".

"Entonces el pedido es a Dios, pero también a las autoridades que se han propuesto para que el pueblo las elija, para que haya paz y seguridad. Es un pedido respetuoso y firme a todos los niveles de gobierno. Tienen que tomar cartas en el asunto y dejar de mirar para otro lado", insistió Martin este domingo, antes de brindar un mensaje con motivo de la Navidad.

"La paz es la tranquilidad en el orden. La violencia es un signo de impotencia y de desesperación. En cambio, la paz es digna del hombre seguro. Paz para las familias y para nuestra ciudad", expresó.

(Télam)

Click to enlarge
A fallback.