El presidente de Proyecto Sur, Jorge Selser, manifestó hoy su apoyo al pueblo cubano y denunció que el presidente estadounidense, Joe Biden, quiere "barrer las conquistas que quedan de la Revolución” luego de que el mandatario calificara días atrás como “un estado fallido” al país caribeño.

“Joe Biden quiere vender humo al mundo instalando la idea de que Cuba es un Estado fallido para pedir la intervención de la comunidad internacional en la isla y lograr barrer con las conquistas que quedan de La Revolución”, indicó Seler a través de un comunicado partidario.

En ese sentido, el titular de la fuerza que fundó Pino Solanas destacó que para Estados Unidos, “el bloqueo a Cuba es un mensaje para toda América latina y el mundo” y que por ese motivo es sostenido “hace décadas a pesar de haber sido claramente condenado hasta por la misma ONU en más de una ocasión”.

Como vocero del Proyecto Sur, Selser manifestó el apoyo hacia el pueblo cubano que está atravesando “una crisis económica y social agravada por la pandemia y generada por el bloqueo estadounidense” y denunció que “los reclamos legítimos están siendo aprovechados” por grupos derechistas dentro y fuera de la isla.

“Enarbolan consignas funcionales a una política de reformas promercado y buscan sacar provecho del descontento para fortalecer una salida que ataque las conquistas sociales alcanzadas en los años posteriores a la revolución”, acusó Selser.

Además sostuvo que la derecha “parece desconocer o sufrir de amnesia selectiva” al no recordar que la Revolución Cubana terminó con una dictadura que “tenía sumida a la isla en una situación de injusticia social absoluta”.

“Fulgencio Batista (ex Presidente de Cuba) había llegado al poder encabezando un golpe conocido como el “madrugazo”, que se destacó por sus altos índices de mortalidad infantil, un analfabetismo superior al 30%, una gravísima crisis de vivienda y una explotación cuasi esclava de los trabajadores rurales”, recordó Selser.

Por ultimo remarcó que en este proceso hubo una firme determinación “contra la idea del imperialismo, la independencia económica y política del país, la lucha por la unidad del movimiento obrero y por la defensa del laicismo escolar y el fomento de la unión iberoamericana”.

Y destacó que en Cuba se “pudo conquistar, entre otros muchos derechos, el pleno empleo, la tierra para quienes la trabajan, la salud y la educación gratuitas y universales, al igual que la vivienda”.

(Télam)