La organización social Tupac Amaru realizó hoy en Jujuy una jornada de protesta con concentraciones a la vera de rutas de ingreso a más de una decena de localidades para exigir la liberación de la dirigente Milagro Sala y el resto de los "presos políticos" de esa agrupación en la provincia.

"Por una navidad sin presos políticos", fue la consigna de la protesta desarrollada, en algunos casos con fuerte presencia policial, en la capital provincial, San Salvador de Jujuy, y otros puntos del distrito, como La Quiaca, Humahuaca, Maimará, El Carmen, Perico, Monterrico, Pampa Blanca, Palpalá, Arrayanal, San Pedro, Calilegua y Libertador General San Martín.

Al pedido de liberación de los "presos políticos", la organización también sumó el reclamo de una "Navidad sin hambre" a la protesta, en la que hubo críticas al gobernador provincial, Gerardo Morales, a quien se acusó de tener un discurso que publicita a nivel nacional "opuesto a lo que se vive en Jujuy", según lanzó el dirigente de la Tupac Amaru, Juan Manuel Esquivel, al encabezar una de las convocatorias, en el acceso sur a la capital provincial.

"Queremos una Navidad con plena democracia, y no va a haber democracia posible mientras Milagro Sala y los otros nueve presos políticos sigan en esa condición, rehenes del gobierno de Gerardo Morales", lanzó Esquivel.

En ese sentido, el dirigente social afirmó que el mandatario radical "no tiene problemas en salir por los medios que él paga a nivel nacional a hablar de un Jujuy donde se terminó la violencia, que hay paz, unidad y trabajo, pero todos sabemos que eso no existe, que no hay ni paz, ni unidad, ni trabajo".

Esquivel enfatizó que la "violencia" se hace presente "en la desocupación y el hambre extremo que sigue siendo parte de la vida en Jujuy" y que era contra lo que "luchaba la organización Tupac Amaru con sus banderas bien en alto, construyendo viviendas, polideportivos; un futuro de trabajo y dignidad, en un esquema claro de justicia social".

Click to enlarge
A fallback.

"Todo eso se ha terminado en la provincia, hoy gobierna un mandamás dueño de todo el Poder Legislativo, del Poder Judicial y desde ese lugar ha podido llevar adelante, con la complicidad del PJ local, esto que él denomina la gobernabilidad de su provincia, con la cual se lanza a una candidatura nacional", reprochó.

En ese marco, repudió el "avance en particular contra las organizaciones sociales" en territorio jujeño, con "policías infiltrados en las mismas para generarles causas", en alusión a la denuncia penal presentada días atrás por una radio comunitaria de la provincia en relación a la presunta infiltración de un efectivo policial que se había sumado al medio con una identidad falsa.

Finalmente, el dirigente de la Tupac Amaru repudió la "complicidad que existe por parte de los medios de comunicación" locales que "no hacen visible la realidad de lo que se vive en Jujuy".

"Nosotros vamos a seguir reivindicando que Jujuy no tiene que tener presos políticos y también que queremos una provincia en paz, donde no haya hambre y haya trabajo", concluyó Esquivel. (Télam)