Diputados nacionales del Frente de Todos (FdT) presentaron un proyecto para declarar el 3 de enero de cada año como "Día de la Independencia Económica", para recordar la decisión del Gobierno del entonces presidente Néstor Kirchner de cancelar en esa fecha de 2006 la totalidad de la deuda que el país mantenía con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Se trata de un proyecto del diputado Walter Correa, que es acompañado por varios legisladores del FdT, y que propone instituir el día 3 de enero de cada año como "Día de la Independencia Económica".

La iniciativa tiene como objeto "informar a la población de la República Argentina sobre la importancia de la cancelación total de la deuda externa contraída con el FMI durante varias décadas".

"El 3 de enero de 2006, el entonces presidente Néstor Kirchner, ordenó el pago total de la deuda contraída durante décadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI)", destacó el diputado y secretario general del Sindicato de Obreros Curtidores en los fundamentos del proyecto.

Según el legislador, Kirchner tuvo una actitud coherente con una consigna que siguió desde el comienzo de su mandato: "Primero se crece y luego se paga"

"Néstor Kirchner saldó ese día, con un giro de 9.574 millones de dólares, una de las deudas externas más pesadas que cargaba la Argentina. El pago de la misma, no sólo reintrodujo a la Argentina en un esquema de independencia económica, que invariablemente redundó en soberanía política, y por lo tanto, en mayor justicia social", señaló Correa en los fundamentos de la iniciativa que presentó.

Click to enlarge
A fallback.

Asimismo, el diputado nacional sostuvo que esa medida "proyectó el futuro de millones de argentinos y argentinas, puesto que los altos intereses que se pagaban solo de esa deuda con el organismo multilateral, equivalían a posponer una batería de políticas educativas, productivas, sociales, científicas, de salud, culturales, de seguridad y deportivas, necesarias para poner a la Argentina de pie".

"Lamentablemente para los intereses estratégicos de la Argentina, como para su pueblo en general, y las nuevas generaciones en particular, el expresidente Mauricio Macri reintrodujo a nuestro país a la sumisión que impone el FMI", aseveró Correa, que calificó como una "megadeuda" de 44 millones de dólares sólo con ese organismo multilateral de crédito.

Finalmente, Correa afirmó que "como en otro acto de una farsa de la tragedia económica y política que afecta al país desde producido el golpe cívico-militar de 1955 en adelante, la Argentina se ve hoy nuevamente sometida a intereses foráneos, pero negociando con dignidad para que las necesidades de nuestro pueblo continúen siendo prioritarias".

El proyecto lleva las firmas de los diputados Vanesa Siley (Buenos Aires), Claudia Ormachea (Buenos Aires), Carlos Ponce (San Luis), Pablo Carro (Córdoba), Carlos Cisneros (Tucumán), Carlos Ortega (Buenos Aires) y María Rosa Martínez (Buenos Aires). (Télam)