Propietarios y choferes de taxis se autoconvocaron hoy en las calles céntricas de la capital jujeña en reclamo por el aumento del valor del GNC y piden al Gobierno provincial un "subsidio" o gestionar un precio diferenciado para el transporte alternativo.

Los automóviles se concentraron frente a la Casa de Gobierno para manifestarse en contra del aumento del gas natural comprimido (GNC), cuyo precio quedó establecido alcanza a los 52.80 pesos el metro cúbico.

"A nosotros nos declararon servicio esencial y, como tal, pedimos una solución ante el aumento de GNC para afrontar los costos implica llevar adelante nuestro trabajo", señaló a Télam Miguel Quiroga, referente de la Cámara de Propietarios de Taxis de Jujuy.

El representante de esa entidad indicó que presentaron un petitorio a las autoridades del gobierno provincial para solicitarle "un subsidio" destinado al transporte alternativo, o bien para propiciar una mesa de dialogo junto a la cámara de expendedores de GNC con el objeto de acordar un precio diferenciado para los taxistas.

"La situación se hace insostenible por lo que tenemos que pagar al final de la jornada, estamos cargando entre 40 y 42 metros cúbicos de GNC lo que representa entre 2.000 y 2.500 pesos por día", precisó Quiroga.

El representante de los taxistas reclamó que, en razón del volumen de GNC que utilizan, se les debe "subsidiar" o permitir "pagar una tarifa diferenciada", y sobre ese punto plantearon que no pueden pagar "lo que paga un particular", dado que consumen "cinco veces más que cualquier otro automovilista".

En la protesta, que avanzó con "bocinazos" y en caravana por las calles céntricas de la capital provincial, participaron más de 300 taxistas, entre ellos los que brindan el servicio de taxis compartidos y taxi de radio llamada.

Por último, los manifestantes deslizaron la posibilidad de una suba de tarifas para beneficiar a unos 1.200 taxistas, aunque advirtieron que ello se debe discutir en el Concejo Deliberante de San Salvador de Jujuy. (Télam)