Propietarios y choferes de taxi autoconvocados realizaban esta mañana cortes de calles en distintos puntos de la provincia de Tucumán en rechazo a la suba del valor del GNC y en reclamo de un aumento de las tarifas del servicio que brindan para poder hacer frente a "la inflación, los altos costos y la suba de las tasas municipales".

Los cortes se realizaban en la capital provincial, y en las localidades de Yerba Buena, Banda del Río Salí, Alderetes y Tafí Viejo, donde manifestaban contra el aumento del gas natural comprimido (GNC), cuyo nuevo precio empezará a regir desde el próximo sábado y quedará cercano a los 50 pesos el metro cúbico.

Las protestas comenzaron a las 6 y "se extenderá hasta las 00 y los cortes tendrán lugar de manera rotativa y no en simultáneo", según informaron los manifestantes.

En tanto, los propietarios de taxis nucleados en Trabajadores Involucrados en la Actividad Taximetrera (ATIAT) presentaron un pedido en la Comisión de Transporte del Concejo Deliberante de la capital tucumana para que se discuta la suba de tarifa, con el fin de que la bajada de bandera pase de 39 pesos a 60 pesos y la ficha cada cien metros de 3,90 pesos a 6 pesos.

La presentación sostienen que "la última actualización otorgada en diciembre donde se acordó la bajada de bandera a 39 pesos ya quedó licuada por la inflación, los altos costos y por la suba de las tasas municipales".

Otros de los pedidos fueron que se incluya a los trabajadores del sector en el cronograma de vacunación contra el coronavirus y una prórroga para renovar las unidades que cumplen 10 años de antigüedad.

Además, fueron críticos con la suba de tasas municipales, que según ellos les quitó la rentabilidad de la última actualización de tarifa otorgada en diciembre del año pasado.

Por su parte, el presidente de la comisión de Transporte, José Luis Coronel, dijo a los medios locales "tenemos que analizar los planteos que hicieron desde ATIAT, lo vamos a debatir en la próxima reunión de la comisión que tendrá lugar la semana que viene". (Télam)