El procurador general de la Nación Eduardo Casal, que ejerce el cargo de modo interino, dispuso que las fiscalías de todo el país prioricen el trabajo remoto hasta fin de mes y pidió al Ministerio de Salud de la Nación que el personal judicial de turno sea incluido en las primeras etapas del plan estratégico de vacunación contra el coronavirus.

En una resolución difundida hoy, el Procurador interino recomendó también a todos los fiscales adoptar "medidas sanitarias de prevención" en los casos en los que el personal debe concurrir en persona a los Tribunales, según la disposición a la que tuvo acceso Télam.

La resolución se firmó ante el fin de la feria judicial de enero en todo el país.

La Procuración, en el documento, consideró que la entrada en vigencia del período de Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO) implica "menos restricciones en la movilidad de la ciudadanía y, por ende, pueden derivar en una mayor afluencia de público a las oficinas de este Ministerio Público Fiscal, sobre todo en grandes conglomerados urbanos como el AMBA".

Ante ello, comunicó la Procuración, "es preciso sugerir a los titulares de las dependencias que al momento de establecer los sistemas de trabajo" se contemplen "los turnos de trabajo necesarios para afrontar esas circunstancias, siempre con apego a las normas de sanidad oportunamente establecidas".

"Por tales motivos -continuó Casal-, se habrá de solicitar a las autoridades gubernamentales competentes que consideren esas circunstancias a los efectos del plan estratégico de vacunación en marcha respecto del personal de Justicia de turno considerado esencial". (Télam)