El presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, Freddy Mamani Laura, informó hoy que los ministerios de Justicia, Gobierno y la Cancillería llevan a cabo investigaciones, para determinar si hubo intervenciones extranjeras durante el golpe de Estado que en noviembre de 2019 derrocó al presidente Evo Molares, y aseguró que "el pueblo" de la nación andina reclama "justicia por todos sus muertos".

“Nosotros, como legisladores, solamente estamos cumpliendo el pedido clamoroso del pueblo boliviano para que se puedan esclarecer todos los hechos suscitados”, sostuvo Mamani Laura en declaraciones para Radio 10.

Entre estas injerencias, se encuentra el envío de materiales represivos por parte del gobierno de Mauricio Macri y que se harían utilizado para reprimir las movilizaciones que sucedieron tras la asonada que instaló en el gobierno a Jeanine Áñez.

A la denuncia que en ese sentido presentó el jueves pasado el canciller boliviano, Rogelio Mayta, se sumó ayer la presentación formulada por el gobierno argentino, que requirió ante la Justicia que se investigue al expresidente Mauricio Macri y casi una decena de funcionarios de la gestión Cambiemos por el envío de ese material.

Mauricio Macri

Mamani Laura aseguró que la noticia del presunto envío de armas represivas, por parte de la administración que encabezó Macri, “ha consternado” a Bolivia, pero aclaró que ese pueblo "entiende que este accionar no fue compartido por los hermanos de argentina”.

El presidente de la Cámara de Diputados boliviana confirmó que se investigará a “quienes autorizaron, y solicitaron y como llegaron estos armamentos" al Estado Plurinacional.

Mamani Laura acusó a la derecha y medios de comunicación bolivianos de “distorsionar la información”, alegando que hubo fraude durante las elecciones del 2019 y que, por lo tanto, “como hubo fraude era necesario” el golpe de Estado.

El diputado afirmó, de manera contundente, que “nada justifica la muerte y el asesinato de nuestros hermanas y hermanos bolivianos”. (Télam)